¿Qué validez tiene la certificación ISO 9001?



La norma ISO 9001 es un certificado de carácter internacional que tiene especial relevancia para las pequeñas y medianas empresas ya que les permite acreditar ante sus clientes que son capaces no sólo de cumplir sus necesidades, sino de superar sus expectativas. Las primeras ediciones de la norma eran utilizadas casi en exclusiva por grandes compañías del sector industrial.  

Revisiones de la norma ISO 9001 

Con el paso del tiempo se han realizado diversas revisiones, de forma que la certificación ISO 9001 se ha ido adaptando de manera progresiva a las características del mercado. En la actualidad engloba a compañías de cualquier tamaño y sector de actividad.  

La revisión que tuvo lugar en el año 2000 supuso un avance muy relevante, englobando la gestión de la calidad en el ámbito corporativo. Fue entonces cuando la norma se enfocó hacia la satisfacción de los clientes y a la gestión de los procesos mediante la implantación de una mejora continua. 

En la revisión de 2015 se reducieron de forma notable los requisitos y se potenció el enfoque hacia una gestión eficiente y de calidad. Además, se adoptó una estructura de ciclo de mejora continua, la cual puede implantarse en cualquier modelo de gestión. Esto implicó un gran paso en la integración de otras normas que giran en torno a la seguridad y la salud en el trabajo o la responsabilidad social. 

Sectores y otros sistemas 

En la actualidad la certificación ISO 9001 se puede aplicar a empresas de cualquier tamaño que estén interesadas en obtener la máxima eficacia en sus procesos, así como la mayor satisfacción de sus clientes. Es interesante destacar que el Sistema de Gestión de Calidad se adapta de forma precisa a las características de cualquier tipo de compañía, ayudándole a organizar, centrar y sistematizar todos sus procesos internos para mejorar su competitividad en un mercado cada vez más globalizado.