Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Cuál es el objetivo de la ISO 9001?



La norma ISO 9001 es el sistema más popular y reconocido a nivel global para la certificación e implantación de un programa encargado de gestionar la calidad. Se basa en un total de tres principios: satisfacción del cliente, mejora continua y participación de todos los empleados de la empresa. Este es un sello de calidad clave para diferenciarse de la competencia.

 

¿Cuál es el objetivo de la ISO 9001?

 

Una de las grandes ventajas de esta certificación de calidad es que cualquier tipo de compañía, independientemente de su tamaño y sector de actividad, puede contar con ella. Además, no tiene ningún tipo de limitación de tipo geográfico. Es por ello por lo que miles de empresas de todo el mundo ya disfrutan de los beneficios que aporta la ISO 9001, en términos de cifras de ventas y de reputación.

¿Cuáles son los beneficios que ofrece la norma ISO 9001?

Resulta interesante conocer cuáles son los principales beneficios que ofrece este certificado de calidad a nivel corporativo.

  • Imagen y credibilidad: durante el proceso de decisión de compra influyen factores puramente irracionales. Es por ello por lo que resulta tan importante transmitir una buena imagen de marca y generar notoriedad en la mente de los consumidores. De este modo, a la empresa le resulta mucho más sencillo mejorar su credibilidad ante su público objetivo.
  • Clientes: el capital humano, tanto clientes como empleados son el bien más valioso para cualquier empresa. Esta normativa permite maximizar la satisfacción de los clientes, mejorando su experiencia con la marca y el producto o servicio en cuestión. Esto supone una mejora significativa en las cifras de ventas.
  • Empleados: sobre los empleados, estos se muestran mucho más involucrados con la compañía, lo cual tiene dos beneficios. Por un lado, la retención del talento, algo fundamental en el mercado actual. Y, por otro lado, la mejora de la productividad.
  • Eficiencia: acerca de la eficiencia de la compañía, estar en posesión de la ISO 9001 supone ser más competitivo en el mercado actual.
  • Atención al cliente: uno de los principales beneficios que supone contar con esta certificación tiene que ver con el servicio de atención al cliente. Minimiza las quejas y reclamaciones por parte de estos.
  • Agentes externos: las relaciones con agentes externos, como socios o proveedores, también se ve mejorada gracias a la norma ISO 9001.
  • Mercados: por último, contar con este certificado favorece el acceso y la participación a diferentes mercados, tanto a nivel nacional como internacional.

¿Cómo obtener el certificado ISO 9001?

Para tener esta certificación es requisito obligatorio ponerse en contacto con una empresa certificadora. Este tipo de compañías ofrecen un servicio 360º, que incluye todas y cada una de las fases desde el asesoramiento inicial hasta la certificación.

Una de las fases más importantes del proceso es la auditoría interna. Los técnicos homologados analizan de forma detallada cada una de las fases que componen el proceso de producción de la empresa, además de sus diferentes métodos de trabajo y departamentos. De este modo, evalúa los puntos fuertes y débiles de la compañía en cuestión.

Así, la compañía auditada se ve beneficiada por partida doble. Por un lado, obtiene la norma ISO 9001. Y, por otro lado, conoce cuáles son sus debilidades y fortalezas, de forma que puede implantar los procesos de mejora que considere necesarios.

La garantía de certificación se determina por contrato entre la empresa certificadora y la dirección de la compañía cliente. Ambas partes se comprometen con sus obligaciones y derechos. Al finalizar el proceso, la empresa cliente tiene la certificación ISO 9001 adaptada de forma precisa a sus características y necesidades concretas.