¿Qué se necesita para obtener una certificación ISO 9001?



La certificación ISO 9001 es una norma de relevancia internacional y que tiene especial importancia para las pequeñas y medianas empresas ya que permite acreditar que tienen capacidad suficiente para satisfacer las necesidades de sus clientes. Se trata de un modelo cuyas primeras ediciones estaban dirigidas específicamente a grandes empresas del sector industrial. Con el paso del tiempo ha ido evolucionando y ampliando su campo de aplicación, incluyendo Pymes y otras organizaciones, así como otros sectores de actividad.

 

obtener una certificacion ISO 9001.jpg

 

Uno de los cambios más relevantes tuvo lugar en el año 2000, centrándose en la gestión de calidad de las empresas y enfocándose en la mejora continua en la gestión de los procesos.

Requisitos para obtener la certificación ISO 9001

Sector de actividad

Actualmente no se establece ningún tipo de requisito relativo al sector de actividad. La norma puede ser aplicada a compañías de cualquier tamaño que busquen obtener la máxima eficacia y rentabilidad sistematizando la gestión.

El Sistema de Gestión de Calidad se adapta con gran precisión a todo tipo de organizaciones, con independencia de su tamaño y sector de calidad. Por lo tanto, es el Sistema el que se adapta a las empresas, y no al revés. La compañía certificadora ofrece unas condiciones adaptadas a las necesidades concretas de la organización.

Desembolso económico

La fase de implementación del certificado requiere de un determinado desembolso económico. Sin embargo, no supone un coste sino una inversión para lograr una ventaja competitiva. Los certificados de calidad ISO son esenciales en cualquier sector de actividad en la actualidad ya que la competencia es cada vez mayor.

Legalidad

Por supuesto, para obtener el certificado de calidad ISO 9001 la organización debe cumplir al pie de la letra las diferentes legislaciones, como la Ley de Protección de Datos o las Leyes de Riesgos profesionales.

Formación del personal

La implementación del Sistema de Calidad afecta en mayor o en menor medida a todos y cada uno de los empleados de la empresa. Por lo tanto, esto no es posible sin la adecuada formación de estos. Al fin y al cabo, son los trabajadores quienes deben realizar las tareas previas exigidas para la aplicación de la norma.

Además de la formación, la empresa en su conjunto debe mostrar un compromiso firme con la certificación de calidad ISO 9001. Hay que tener en cuenta que una vez otorgada la certificación se llevan a cabo auditorías anuales para evaluar la evolución de los diferentes procesos de calidad.

Etapas

Para obtener el certificado de calidad, hay una serie de etapas muy concretas. Es interesante conocer cuáles son.

Lo primero y más relevante es conocer con detalle cuáles son los requisitos exigidos para la obtención del certificado. A continuación, hay que realizar un análisis en profundidad de la organización, con el objetivo de saber cuáles son sus fortalezas y debilidades.

A partir de ahí se construye un Sistema de Gestión de Calidad, con una serie de acciones a llevar a cabo. Todos los procesos requeridos por la norma ISO 9001 debe ser documentados.

A continuación, se ofrece la formación necesaria a todos los integrantes de la compañía. Luego llega el momento de poner en marcha el Sistema de Calidad para comprobar la eficacia de cada una de las acciones llevadas a cabo.

Y, por último, se solicita la auditoría de certificación a una empresa certificadora.

En definitiva, la norma ISO 9001 se aplica a los Sistemas de Gestión de Calidad de las compañías para garantizar los mejores bienes y servicios a sus clientes. Ahora es el momento de ponerse en marcha para obtener la certificación.