Beneficios de la certificación de calidad para tu empresa



Los certificados de calidad son elementos de gran importancia para una empresa, ya que no solo mejoran su posicionamiento en el mercado, también demuestran al público en general que se está verdaderamente comprometido con ofrecerles un servicio, atención y productos de excelente calidad.

¿Qué son los certificados de calidad?

Se trata de una certificación otorgada a las empresas que luego de ser sometidas a un proceso de evaluación, demuestran que cumplen con las normas preestablecidas por dicha entidad para la gestión de un servicio o fabricación de un producto.

 

Beneficios de la certificación de calidad para tu empresa

 

Principales certificaciones de calidad

Para cada sector de la industria existe una certificación de calidad específica, sin embargo, hay varias certificaciones que pueden ser otorgadas de igual manera a diferentes sectores industriales. Algunas de estas certificaciones son:

  • ISO 14001: sostenibilidad y medioambiente.
  • OHSAS 18001: seguridad y gestión de riesgos.
  • ISO 9001: satisfacción de las necesidades de los clientes.
  • ISO 37001: contra la corrupción y el soborno de las organizaciones.

¿Cuáles son los beneficios de tener certificaciones de calidad?

Estos son los principales beneficios de poseer certificados de calidad:

Mejora el posicionamiento en el mercado

Obtener esta certificación no es fácil, por este motivo, no todas las empresas cuentan con una. Esto hace que la empresa que la obtiene mejore su posicionamiento en el mercado y se diferencie de sus principales competidores.

Genera mayor confianza en el público

Cuando una empresa cuenta con una certificación de calidad, sus clientes y público en general sienten mayor confianza en lo que la empresa ofrece, ya que la certificación garantiza que el producto o servicio mantendrá siempre un óptimo nivel de calidad.

Mejora la reputación de la empresa

Para cualquier empresa obtener una certificación de calidad es un gran éxito, que no solo le hace subir su posición en el mercado, sino que también mejora su reputación y hace posible que sus clientes sientan mayor confianza al ofrecer sus productos, dado que cuentan con el respaldo de una marca certificada.

Reducción de costes

Cuando una empresa obtiene este tipo de certificación, es porque se ha ajustado a la normativa y esto le ha hecho obtener buenos resultados. Con esto, se demuestra que ya no se necesita seguir asumiendo gastos que no aportan valor al producto, lo que hace posible la reducción de costes. Solo en caso de hacer mejoras es que se necesitaría de una nueva inversión.

Aumenta la eficiencia de la empresa y su equipo de trabajo

Para recibir una certificación de calidad, es necesario que la empresa y todas las personas que en ella laboran, se esfuercen al máximo para cumplir con la normativa de la entidad que otorga estos certificados y superar con éxito todo el proceso. Para no perder la certificación, es necesario mantener la calidad de gestión, productos y servicios que le hicieron merecedora del certificado. Todo esto hace posible el aumento de la eficiencia de la empresa.