BLOG

Ventajas de cumplir con la ISO 22000

La norma ISO 22000 establece una serie de requisitos que deben cumplir las empresas del sector alimentario para establecer un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria. El objetivo es garantizar el control de la cadena de producción alimentaria de principio a fin para asegurar la inocuidad de los alimentos.

Los riesgos en la contaminación de alimentos es una de las principales preocupaciones de los consumidores en la actualidad. Por este motivo, las empresas que se certifican en la norma ISO 22000 e implementan un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria obtienen una gran ventaja competitiva.

Implementación de la norma ISO 22000

La implementación del certificado, del mismo modo que el resto de normas ISO, requiere de un proceso que consta de los siguientes pasos. En primer lugar, se realiza un análisis inicial de la compañía, valorando las necesidades y especificaciones de los clientes. En la actualidad, los clientes son el principal activo de cualquier organización, en torno a los cuales giran todas las estrategias y decisiones.

A continuación, se identifican los requisitos legales aplicables y su cumplimiento, y se define una política de implementación en base a objetivos realistas y medibles. La planificación es clave para cumplir los objetivos fijados. El siguiente paso consiste en realizar un análisis individual de los resultados obtenidos, los cuales deben reflejarse en un informe. Y, por último, en función de los resultados, se establece un plan de mejora.

Ventajas de la norma ISO 22000

Esta norma se puede aplicar en cualquier compañía que forme parte de la cadena alimentaria, independientemente de su tamaño. Desarrolla una política de seguridad y establece la trazabilidad para la identificación de los productos a través de los  principios del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP).

Las ventajas más destacadas de la ISO 22000 son las siguientes:

  • Mejora de la imagen de marca: este certificado proporciona a las empresas un reconocimiento a nivel internacional. Garantiza la inocuidad de los alimentos que producen, lo que automáticamente se traduce en un incremento de la confianza por parte de los consumidores al proyectar transparencia en los procesos productos y en la cadena de suministros.
  • Control de la seguridad alimentaria: el Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria es clave en cualquier compañía del sector. Permite una adecuada gestión del sistema, así como un control del riesgo para asegurar todas las fases del proceso productivo y minimizar los riesgos existentes.
  • Flexibilidad: este certificado se puede aplicar a cualquier organización que forme parte del sector alimentario, desde compañías agrícolas hasta proveedores, transportistas y puntos de venta, entre otros. Por lo tanto, se trata de un sistema que ofrece una gran flexibilidad y que se adapta con precisión a la actividad de cada empresa.
  • Normas ISO: la norma ISO 22000 permite la integración con otros certificados de gestión de calidad, como la ISO 9001. Por lo tanto, las organizaciones tienen la posibilidad de integrar el Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria con el Sistema de Gestión de Calidad, por ejemplo.
  • Gestión de riesgos: incorpora los principios del APPCC, un sistema de gestión de la organización gracias a la estructura de Alto Nivel, la cual a su vez está basada en la gestión de riesgos.
  • Costes operativos: y, por último, mejora el rendimiento de los costes operativos a lo largo de toda la cadena de suministro alimentaria.

La norma ISO 22000 permite así a las empresas de la industria alimentaria mejorar sus procesos de seguridad al tiempo que fomenta la comunicación entre todas las partes que forman la cadena de suministro.