Similitudes y diferencias entre ISO 14001:2015 y EMAS



La certificación ISO 14001:2015 (Sistemas de Gestión Ambiental) es una norma de carácter internacional mediante la cual las empresas pueden demostrar que están comprometidas con la protección del medio ambiente mediante la adecuada gestión de los riesgos de su actividad. La organización toma una responsabilidad con el medio ambiente, lo que implica reducir el impacto ambiental derivado de su actividad y mejorar el desempeño de esta.

 

Similitudes y diferencias entre ISO 14001:2015 y EMAS

 

La implantación de esta norma permite la optimización y mejora de la gestión de recursos mediante el uso correcto de los mismos, logrando así reducir de manera significativa los riesgos ambientales, como por ejemplo las emisiones de CO2. Al demostrar un compromiso con el cuidado del entorno natural, las organizaciones mejoran su imagen competitiva, lo que se refleja no sólo a nivel externo, sino también interno.

La norma ISO 14001:2015 gira en torno al método PDCA (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar). Del mismo modo que otros certificados ISO, presenta un marco con estructuras, conceptos y términos comunes para garantizar el compromiso y la gestión sostenible de las empresas.

¿Qué es la norma EMAS?

El reglamento europeo EMAS (Eco-Management and Audit Scheme) define una estrategia de gestión medioambiental para empresas de todos los sectores de actividad y tamaños. Se basa en la norma ISO 14001:2015 y ofrece a las organizaciones un plan eficaz para la gestión de los riesgos medioambientales, estableciendo una serie de indicadores para analizar y evaluar el uso eficiente de los recursos desde la perspectiva del ciclo de vida.

Uno de los principales beneficios que ofrece la norma EMAS es el de reducir riesgos desde un enfoque de prevención. Además, permite identificar nuevas oportunidades de negocio en el mercado ya que supone un importante motor para la innovación al fomentar la mejora continua.

¿Cuáles son las similitudes y diferencias?

La ISO 14001:2015 es una norma creada por la Organización Internacional de Estandarización, mientras que el reglamento EMAS es una solución adoptada por la Unión Europea.

Respecto a las similitudes entre ambas, una de las más destacadas es el ámbito de aplicación. En un principio la gestión de los riesgos medioambientales se reservaba únicamente al sector industrial, pero hoy ambas normas pueden ser adoptadas por cualquier tipo de organización. Ambos reglamentos se aplican a nivel global y hacen referencia a la necesidad de las organizaciones de controlar todas las fases de los procesos con el principal objetivo de minimizar el impacto ambiental.

En cuanto a las diferencias, la primera destacada es la comprobación. Para obtener la ISO 14001:2015 las empresas deben someterse a un proceso de auditoría externa. Mientras, en EMAS las organizaciones se inscriben en el registro de la Unión Europea una vez obtienen la certificación.

EMAS es un modelo público, que se basa en un registro en el que sólo pueden entrar aquellas compañías que estén al día con la legislación ambiental. En el caso de la norma ISO 14001:2015, el único impedimento que existe para que las compañías no apliquen la norma es el análisis desfavorable de la empresa certificadora.

Y, por último, cabe señalar que EMAS establece como requisito indispensable que las organizaciones elaboren, validen y actualicen la “Declaración medioambiental”, con información completa acerca de su sistema de gestión medioambiental, su comportamiento, sus objetivos y sus metas. La ISO 14001:2015 deja a criterio de las empresas la posibilidad de ofrecer esta información.

En Anexia Consultoría podemos ayudarte a obtener el sello ISO 14001:2015 para demostrar el compromiso medioambiental de tu negocio.