Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Sigues sin tener tu web adaptada al nuevo RGPD?



El día 25 de mayo de 2018 hubo un gran cambio en cuanto a la protección de datos en Internet dentro de la Unión Europea. Desde ese día, todas las páginas web tienen la obligación de comunicar qué datos recogen, cómo los utilizan y tratan, para qué son pedidos y quién quienes son los responsables de estos datos. Para esto, tu web debe permitir que cada usuario de la Unión Europea aporte su consentimiento inequívoco al ingresar a la web. ¿Sigues sin tener tu web adaptada al nuevo RGPD? Entonces debes prestar mucha atención a este artículo y comenzar a poner tu página web en regla.

Desde el nacimiento de Internet hasta hoy, han cambiado muchas cosas. Los primeros sitios web tenían un aspecto sencillo y sólo ofrecían información. Además, la forma de contactarse con otras personas era el correo electrónico, luego aparecieron las primeras redes sociales como MySpace y el MSN Messenger para comunicarte con tus amigos.

Hoy en día, Facebook e Instagram son los líderes en Internet sin lugar a duda, pero siguen existiendo páginas para consultar, informar o simplemente pasar el rato. El uso de los datos en internet ha sido cuestionado durante los últimos años y esto es, en gran parte, por algunas declaraciones de Mark Zuckerberg sobre la privacidad de la red social que creó, Facebook. A partir del 25 de mayo de 2018, todas las páginas web con usuarios dentro de la Unión Europea deben aplicar la ley RGPD.

 

Qué es la RGPD

La ley GDPR (General Data Protection Regulation) o RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es una normativa europea que regula la protección de datos personales de los ciudadanos de la Unión Europea. Aunque entró en vigor el 24 de mayo de 2016, adaptarse a la RGPD es obligatorio desde el 25 de mayo de 2018.

 

A quienes afecta el RGPD

La entrada en vigor de esta normativa de protección de datos obliga a toda página web a hacer cambios significativos. El objetivo principal de esta nueva ley es la protección de datos de carácter personal. Las empresas obligadas a la protección de datos son todas aquellas que registren usuarios dentro de la Unión Europea y recojan, guarden traten, usen o gestionan estos datos; incluidos bloggers y emprendedores, sin importar su alcance en internet ni país de procedencia. La adaptación al RGPD no sólo evitará que tengas problemas legales y posibles sanciones económicas, sino que además le dará seguridad a tus lectores, usuarios y suscriptores.

 

Ventajas de contar con la ley RGPD

Esta nueva ley da más derechos y mecanismos a todos los usuarios sobre sus datos. Además, permite aumentar el poder de las agencias de protección de datos. Adaptar una web al RGPD, a parte de obligatorio, también tiene beneficios para las empresas o dueños de las páginas web.

 

•        Mejor imagen: Estar al día con esta y otras leyes brinda una imagen más profesional a tu negocio o marca y refuerza su presencia en la web.

•        Mayor confianza: Al seguir la ley de protección de datos demuestras que eres una marca transparente y que cumples con las regulaciones vigentes. Esto no sólo mejora la imagen de tu empresa o marca, sino que además da mayor confianza a tus usuarios y mejora la credibilidad de la misma.

•        Mejoras en la seguridad: Toda web necesita controlar la seguridad, aplicar el RGPD reducirá las brechas de seguridad y te permitirá documentar adecuadamente los datos de tus usuarios, sin tener que correr riesgos legales.

•        Cumplimiento legal: Aplicar las normas del RGPD evitará que tengas que pagar sanciones y multas económicas que pueden alcanzar el 4% de tu facturación anual.

 

Cómo adaptarse a RGPD

Si quieres contar con una página web confiable y transparente, y evitar posibles sanciones, debes regularizar tu situación. Para ello, debes modificar cuestiones informativas y de diseño para informar correctamente a tus usuarios. Los usuarios son los que deben darte su consentimiento explícito sobre el uso de sus datos. Sin embargo, debes contar con empleados especializados y preparados para manejar cuestiones relativas a la Protección de Datos. Estos son los pasos que debes seguir para adaptarte a la nueva legislación:

•        Establece responsables: El RGPD regula la cesión de datos de los usuarios dentro de la Unión Europea y para aplicarla necesitas de una (o varias) personas físicas o jurídicas responsables del tratamiento. Por otra parte, en casos de grandes páginas web, vas a necesitar al menos, un delegado de protección de datos. Este se encargará de informar, coordinar y asesorar a los responsables y encargados.

•        Informa a tus usuarios: Debes asegurar que tus usuarios están informados y son conscientes de sus derechos. Para ello, el RGPD debe exigir el consentimiento expreso sobre el uso de sus datos. Este consentimiento incluye informar de manera visible, accesible, sencilla y transparente sobre su uso, el cual deben aceptar siempre explícito e inequívocamente, nunca bajo consentimiento tácito. Otro deber como empresa es que debes notificar a las autoridades pertinentes ante violaciones de seguridad que puedan afectar a tus usuarios.

•        Lleva un registro: Siempre debes llevar un registro de las actividades de tratamiento con la identificación de los responsables, los fines de este y la descripción de cada categoría de datos, destinatarios, transferencias, plazos y descripción de las normas de seguridad. Además, debes establecer un procedimiento de notificación en casos de brechas de seguridad con un plazo máximo de 72 horas.

•        Aplica medidas: Ya sean tanto organizativas como de seguridad: todas la que sean necesarias para adaptar tu web al RGPD. Asegúrate de contar con las garantías necesarias y la formación de los empleados. Para ello, deberás establecer la ubicación de los datos, clasificarlos, monitorizarlos, conocer quiénes acceden a los mismos, cuándo se borran y cifrarlos, de ser necesario.

Ahora que ya conoces todo lo relativo al RGPD, si tu empresa no ha actualizado su política de privacidad, es el momento de hacerlo. Por el contrario, podrías enfrentarte a problemas legales