Renovación del certificado de calidad



El certificado de calidad ISO 9001 se obtiene mediante la implantación de un sistema de gestión de la calidad, iniciando así el camino hacia la mejora continua. Se trata de una normativa de carácter internacional que forma parte de la familia de las normas ISO 9000 que se puede aplicar en cualquier organización, con independencia de su sector de actividad y de su tamaño. Establece una serie de procesos para mejorar el funcionamiento de la compañía y que de esta manera logre una posición más privilegiada en el mercado.

 

Renovacion del certificado de calidad.jpg

 

Una de las características más destacadas de este certificado de calidad es que tiene un enfoque específicamente basado en procesos y orientado hacia la eficiencia en la gestión. Destaca especialmente la importancia de integrar diversos aspectos de riesgo en la estrategia de gestión de calidad y mejora continua. Además, durante el proceso de implantación de la norma se identifican las debilidades que presenta la compañía.

Renovación de la norma ISO 9001

La validez de la norma ISO 9001 es de tres años. Una vez transcurrido este periodo de tiempo, es necesario emitir un nuevo certificado, para lo cual la empresa debe someterse a una auditoría de renovación. Es de especial interés implantar y renovar el certificado de calidad porque demuestra el gran interés que tiene una compañía en seguir una estructura de la gestión sistematizada y en satisfacer las necesidades de sus clientes.

Cualquier empresa que haya obtenido esta norma ofrece todas las garantías del buen cumplimiento de su actividad. Gracias a la renovación se confirma de nuevo la excelente calidad de la compañía en todos sus procedimientos, al igual que la eficiencia, lo que supone una mejora de la calidad y el prestigio. Pero, sobre todo, se obtiene un nivel máximo de satisfacción por parte de los clientes, el principal objetivo de cualquier organización.

ISO 9001: 2015

Es interesante señalar que la primera norma ISO 9001 se creó en el año 1987. Desde entonces se han introducido de manera progresiva una serie de novedades, de manera que la norma vigente en la actualidad es muy diferente a la primera.

La revisión que se llevó a cabo en el año 2000 supuso un gran avance cualitativo al pasar el objeto del aseguramiento de la calidad a la gestión de la calidad en la empresa. Fue entonces cuando se introdujo el enfoque hacia la mejora continua, que sigue vigente en la actualidad.

Uno de los rasgos más característicos de la ISO 9001:2015 es que no requiere obligatoriamente un manual de calidad. Además, se elimina la figura del responsable de dirección y se aplica un sistema de documentación mucho más flexible. Son cambios lógicos teniendo en cuenta la evolución del mercado.

En la nueva norma es muy importante integrar una serie de aspectos de riesgo en la estrategia de gestión e identificar las debilidades que presentan las organizaciones en el sistema de gestión.

A todo ello se le une la adopción de una estructura de ciclo de mejora continua, que debe ser utilizada por todos los modelos de gestión, lo que facilita la integración de aspectos tan relevantes en el ámbito social y corporativo actual como los medioambientales, los de responsabilidad social o los de seguridad y salud en el trabajo, entre otros.

En Anexia Consultoría ponemos a tu entera disposición todos nuestros recursos, técnicos y humanos, para obtener el mejor reconocimiento por parte de tus clientes mejorando la atención y el asesoramiento mediante la mejora continua del negocio. Te ayudamos con la implantación del Sistema de Gestión de la Calidad para que tu empresa destaque sobre la competencia en el mercado.