Reapertura del comercio, es el momento de la Q de Calidad



La crisis del coronavirus ha supuesto un golpe muy duro para empresas de todos los tamaños y sectores de actividad, pero muy especialmente para el comercio. El confinamiento domiciliario y las posteriores restricciones anti-Covid han hecho que los ingresos de los establecimientos comerciales se hayan visto reducidos de forma significativa. Poco a poco avanzamos hacia la “nueva normalidad” gracias a la campaña de vacunación, así que es el momento de diferenciarse de la competencia y captar a nuevos clientes. Existen multitud de estrategias para hacerlo, pero pocas tan efectivas como conseguir la “Q” de calidad para negocios del sector turístico.

 

 

Muchas cosas han cambiado tras la pandemia del Covid-19, y una de las más relevantes para el turismo es que los clientes son mucho más exigentes con las marcas en las que confían a la hora de adquirir un servicio o un producto. Durante el proceso de decisión de compra valoran en gran medida la calidad y la experiencia que puede proporcionarles, y estos factores tienen cada vez más peso que el precio.

 

¿Qué es la “Q” de calidad turística y qué ventajas ofrece?

La “Q” de calidad turística es un distintivo que se otorga a las empresas del sector turístico que cumplen unos determinados requisitos, los cuales aparecen reflejados en el Sistema de Calidad Turístico Español. El principal objetivo de la certificación es obtener la máxima satisfacción por parte de los clientes mediante los productos ofertados o los servicios prestados. Este distintivo hace especial hincapié en la mejora continua, con el claro propósito de transmitir fiabilidad y profesionalidad. Cualquier organización que forme parte del sector turístico puede hacerse con la “Q” de calidad turística: restaurantes, hoteles, campings…

Este ha sido precisamente uno de los sectores más castigados por la crisis del coronavirus debido a las restricciones de movilidad. Este verano se podrá viajar con relativa normalidad, siempre cumpliendo las medidas de higiene y seguridad, pero los clientes necesitan estar seguros de que los hoteles en los que van a alojarse o los restaurantes en los que van a comer cumplen con los máximos estándares de calidad.

Gracias a la “Q” de calidad turística cualquier negocio puede garantizar la calidad de sus productos y/o servicios. Esto conlleva a un incremento de clientes y, por lo tanto, de la facturación. No se trata sólo de captar nuevos clientes, sino también de fidelizarlos y forjar una estrecha relación con ellos a medio y largo plazo.

En lo que respecta al personal del establecimiento, los empleados se ven más motivados al tener que mantener siempre los mejores estándares de calidad turística. Como resulta lógico, la dirección debe ocuparse de su formación.

Una de las grandes ventajas que proporciona este distintivo es la prevención de riesgos laborales. Todo está mucho más controlado para cumplir con los requisitos, de forma que se reduce el riesgo de que ocurra cualquier tipo de incidencia.

Y, por último, no hay que olvidar que con la “Q” de calidad turística se consigue la mejor promoción del establecimiento, diferenciándose así de la competencia.

¿Cómo se consigue?

En Anexia Consultoría somos un equipo multidisciplinar con más de 15 años de experiencia, durante los cuales hemos ayudado a muchas PYMEs a crecer. Ofrecemos soluciones 100% personalizadas para que aumenten su productividad y apuesten por la innovación. Podemos ayudarte a conseguir la “Q” de calidad turística porque estamos especializados en la auditoría, consultoría y evaluación de procesos.

Para cualquier tipo de consulta, ponte en contacto con nosotros. Te atenderemos personalmente, de forma cercana y profesional.