¿Qué problemas encuentra una empresa con sus certificados de calidad?



La implantación de las normas de calidad ISO se ha convertido en una prioridad para cada vez más empresas de todos los sectores de actividad y tamaño en los últimos años. Este tipo de certificados suponen una gran ventaja competitiva, algo esencial teniendo en cuenta la creciente competencia en los mercados. Lo primero a destacar es que la implantación de un Sistema de Calidad conlleva un cambio drástico y profundo en el conjunto de la organización. Se aplican una serie de programas sostenidos en el tiempo para mejorar la calidad de las operaciones en todos los ámbitos organizativos.

 

¿Qué problemas encuentra una empresa con sus certificados de calidad?

 

Ahora bien, en la gran mayoría de casos se presentan una serie de obstáculos internos que es esencial conocer. Para la implantación de los certificados de calidad ISO es muy importante llevar a cabo un análisis exhaustivo de los procesos, los empleados y las características de la compañía. Una de las primeras tareas que lleva a cabo la empresa certificadora es la de realizar un análisis interno para detectar los puntos fuertes y débiles de la organización.

El proceso se debe entender como una operación destinada al desarrollo y la creación de nuevas ideas para generar nuevas oportunidades y mejorar la estructura organizacional en su conjunto.

Los principales problemas de la implantación de las normas uso

  1. Cultura de organización: es requisito indispensable que el conjunto de la compañía se comprometa en firme con la gestión de procesos y el pensamiento basado en el riesgo que conllevan los certificados de calidad. Por lo tanto, los empleados deben estar informados de los objetivos a alcanzar y de los cambios que se van a llevar a cabo, y éstos tienen que formar parte de los procedimientos de mejora.
  2. Compresión: en muchos casos, los responsables no comprenden que un programa de mejora de la calidad conlleva un proceso de transformación de la empresa. Por el bien común, debe sacar el máximo partido de sus puntos fuertes y corregir las debilidades. No se trata simplemente de cambiar el organigrama o de optimizar un determinado proceso productivo. Es un proceso de cambio estructural muy profundo, de manera que la esencia de la organización se ve modificada.
  3. Análisis: durante el proceso de implantación del Sistema de Gestión de Calidad, es necesario realizar un análisis de las principales fortalezas y amenazas de la empresa. Sin embargo, en muchos casos surgen deficiencias notables en el proceso de estudio, evaluación y control del diagnóstico del estado previo al inicio de la implantación de las mejoras, tanto a nivel operativo como organizativo.
  4. Conciencia: a todo ello hay que sumar la falta de conciencia, uno de los principales problemas de la implantación de normas ISO. En muchos casos, este tipo de certificados se ven como simples trámites para corregir algunas deficiencias y ahorrar costes operativos. Sin embargo, si no existe un apoyo por parte de la directa y un compromiso, es muy complicado lograr los objetivos planteados.
  5. Formación: y, por último, la falta de formación de los empleados en muchos casos supone uno de los obstáculos más importantes a la hora de tener un Sistema de Gestión de la Calidad implantado. Todos los empleados deben comprometerse con la mejora de la calidad, y para ello deben estar lo suficientemente capacitados. La compañía debe destinar los recursos técnicos y humanos que sean necesarios para su formación.

En Anexia Consultoría te ayudamos con la implantación de los certificados de calidad para lograr un mejor posicionamiento en el mercado. Somos una empresa certificadora de confianza y calidad, con una larga experiencia. Te invitamos a contactar con nosotros.