Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Qué objetivos tiene la certificación BRC?



En la industria agroalimentaria, la certificación BRC juega un papel fundamental. Su principal objetivo es el de asegurar que los proveedores cumplen todos y cada uno de los requisitos y legalidad vigentes en torno a diversos ámbitos: salubridad, higiene y calidad de los alimentos. Se trata, por tanto, de un elemento de distinción que aporta un valor añadido al producto que llega al mercado y que, por tanto, aumenta la confianza del consumidor final.

Es, precisamente, en el sector de la alimentación en el que los clientes más valoran la calidad y seguridad de los productos que adquieren. Así, las ventajas de la norma BRC pueden ser decisivas para garantizar la seguridad de los productos finales. Al mismo tiempo, esta normativa mejora de forma considerable la imagen de la empresa, generando una gran eficiencia en todas las fases que forman la cadena de valor.

Historia de la norma BCR

El nacimiento del certificado BCR se remonta a principios de la década de los 90. Fue entonces cuando se fusionaron las dos principales asociaciones de comerciantes al por menor de Reino Unido: la British Retailers' Association y el Retail Consortium.

La redacción de la norma comenzó en el año 1996 y su publicación tuvo lugar en el año 1998. Fue entonces cuando se publicó la Norma Técnica BRC para Alimentación y el Protocolo para Proveedores de Alimentos. Se trata de un conjunto de normas técnicas en torno a la seguridad en el sector alimentario, las cuales se deben cumplir con la máxima garantía de calidad durante todas las fases del proceso de producción.

Objetivos de la certificación BCR

Para el cumplimiento de la norma BRC, es condición indispensable que todas las compañías y empresas del sector alimentario puedan identificar en tiempo real cualquier tipo de peligro vinculado con la intoxicación o contaminación. Esta identificación engloba a cualquier tipo de producto que pueda afectar negativamente a los consumidores finales.

Por otro lado, también forman parte de este sello aquellos productos etiquetados como de uso no alimentario; o lo que es lo mismo, que no deben tomarse por vía oral. Es el caso de los cosméticos, perfumes y otros artículos de higiene para adultos y niños. Otros objetivos comunes de la norma son: la disminución de los costes de producción y la implantación de una base de datos común para las evaluaciones y auditorías a proveedores.

Beneficios de la certificación BRC

A continuación, hemos recogido los principales beneficios de la certificación BRC:

  • Aumenta la confianza de los consumidores: una de las ventajas más destacadas de esta distinción tiene que ver con la confianza de los consumidores. Gracias a esta certificación los clientes finales tienen una imagen muy positiva de la empresa en cuestión, destacando su seriedad y profesionalidad. Además, tienen la plena seguridad de que los productos que consumen son de la mejor calidad.
  • Mejora la comunicación: la certificación BRC permite que todo el proceso de producción sea mucho más corto y sencillo de gestionar. Gracias a ello, la comunicación entre todas las partes implicadas como, por ejemplo, proveedores y clientes mejora notablemente.
  • Evita errores de producción: esta norma tiene como uno de sus objetivos prioritarios que todas las fases del proceso de producción se lleven a cabo de forma detallada. Así, se reduce al mínimo la probabilidad de sufrir un determinado error, cuyas consecuencias podrían resultar negativas en los consumidores finales.
  • Compatibilidad con otros certificados: las empresas que implementan voluntariamente la certificación BRC también pueden obtener otras normas, como el ISO 22000, ISO 9001 e IFS. No hay ningún tipo de problema en llevar auditorías conjuntas, obteniendo siempre los mejores resultados.

Ahora que ya sabes todo lo que engloba la certificación BRC, es importante que la implementes en tu empresa y cumplas con todos los objetivos de esta. Así, podrás disfrutar de todas las ventajas que ofrece. Si tienes cualquier duda, escríbenos y estaremos encantados de poder ayudarte a conseguir los certificados que más se adapten a tu empresa