¿Qué es una auditoría interna de calidad?



La auditoría interna de calidad es como se denomina a la inspección que se realiza en una organización para verificar el adecuado funcionamiento de la misma en todos los aspectos. Pueden realizarla empleados de la propia compañía o auditores externos. En el caso de la auditoría interna de calidad, es requisito indispensable para la implementación de la norma ISO 9001.

 

 

Una vez conseguido el certificado, la empresa debe someterse a auditorías internas de calidad de forma periódica para comprobar que está cumpliendo con los requisitos de la norma. De este modo, además de comprobar el funcionamiento de los sistemas, se identifican posibles debilidades que pueden existir para introducir las mejoras que sean necesarias.

Los objetivos de la auditoría interna están enfocados a verificar el cumplimiento de los requisitos del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001: detectar oportunidades de mejora en el sistema de gestión, mantener todas las valoraciones correctamente registradas, mejorar el proceso de toma de decisiones y minimizar los obstáculos al realizar auditorías externas.

Beneficios de la auditoría interna de calidad

La auditoría interna permite conocer la adecuación del Sistema de Gestión de Calidad en base a los requisitos que establece la norma ISO 9001. Gracias a este proceso se pueden hallar carencias y se tienen en cuenta las opiniones de los empleados de la organización, lo que se traduce en una mayor implicación de la plantilla y en un aumento de la productividad.

¿Cómo se realiza?

Las etapas en las que se divide la auditoría son las siguientes:

  • Planificación: la planificación es clave no sólo para llevar a cabo la auditoría, sino también para tener el tiempo suficiente para conseguir los resultados finales. Una vez se conoce la fecha exacta, se comunica al responsable toda la documentación que debe tener preparada.
  • Desarrollo: el día señalado, el auditor interno y el responsable de la organización comprueban el desempeño de los diferentes requisitos recogidos en la norma ISO 9001. Si se encuentran incumplimientos, deben quedar registrados.
  • Conclusiones: el auditor interno redacta un informe con el resultado del análisis. El informe tiene que ser puesto en conocimiento del responsable de la auditoría dentro de la organización.
  • Seguimiento: y, por último, todas las medidas adoptadas para superar las debilidades halladas tienen que ser objeto de supervisión periódicamente. Del mismo modo, también se realiza un seguimiento de las propuestas realizadas para lograr una mejora en el Sistema de Gestión de Calidad.

¿Quiénes participan?

El auditor interno es quien lleva a cabo la auditoría interna de calidad y elabora el informe correspondiente. Si detecta que es necesario introducir cambios en el Sistema de Gestión de la Calidad, tiene que proponer acciones de mejora para subsanar las deficiencias.

El responsable de Gestión de Calidad es quien se encarga de revisar y actualizar la normativa vigente y de fijar los pasos a seguir por los auditores internos. Si durante la evaluación se establecen medidas correctivas, es él quien colabora para con los departamentos oportunos para dar con la solución de las debilidades.

El responsable de área tiene que participar de forma activa durante el proceso de auditoría interna. Un rol muy importante ya que, una vez se ponen en marcha las medidas correctivas tiene que asegurarse de su adecuado cumplimiento según los requisitos que especifica la norma ISO 9001.

En Anexia Consultoría llevamos más de 15 años ayudando a las pequeñas y medianas empresas a crecer. Somos un gran equipo de profesionales especializados en auditoría, consultoría y evaluación de procesos de Gestión de Calidad. Ofrecemos un servicio 360 grados y un trato muy cercano a nuestros clientes. ¡Contáctanos y conseguiremos que tu negocio tenga la calida que merece!