Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Por qué los certificados de calidad te ayudan a mejorar la reputación de tu empresa?



En un mercado tan competitivo como el actual, no solo hay que buscar la supervivencia a medio y largo plazo, sino la excelencia. Por ello, cada vez son más las compañías que quieren obtener las certificaciones de calidad, con el claro objetivo de demostrar que su actividad se adecúa a la normativa vigente. Esto es algo que los clientes actuales tienen muy en cuenta durante el proceso de decisión de compra.

En los últimos años el comportamiento de los consumidores ha variado de forma notable. Actualmente los clientes se caracterizan por ser muy exigentes con las empresas en las que confían. Por lo tanto, valoran en gran medida que cuenten con certificados de calidad.

 

Por qué los certificados de calidad te ayudan a mejorar la reputación de tu empresa.jpg

 

Desde el punto de vista corporativo, el certificado de calidad aporta confianza no solo en los clientes, sino también en los proveedores, lo que es esencial para conseguir un buen posicionamiento en el mercado. Mejora la competitividad de la organización a nivel local, así como nacional.

¿Qué es un certificado de calidad?

Un certificado de calidad es una acreditación emitida por un organismo certificador homologado y regulado, de carácter privado o público. Dicho certificado avala que los productos o servicios tienen la calidad exigida por la normativa vigente.

Cabe destacar que el certificado de calidad no tiene un plazo de tiempo ilimitado, sino que su duración es determinada. Por lo tanto, hay que renovarlo cada cierto tiempo.

En muchos casos es imprescindible para obtener los objetivos y las políticas de calidad de la empresa en cuestión.

Existen un amplio abanico de certificados de calidad diferentes, que cubren todos los campos de la actividad de cualquier organización: capital humano, modelos de gestión, productos o proveedores. Los tipos de certificados más frecuentes son los siguientes:

  1. Certificaciones de productos: todos los productos deben cumplir con los más altos estándares de calidad.
  2. Certificaciones de personas: las empresas tienen que garantizar la profesionalidad de sus empleados.
  3. Sistemas de gestión de calidad: para garantizar la calidad integral de una determinada empresa es esencial prestar especial atención a los niveles de producción y gestión para asegurar su adecuado funcionamiento.

Razones por las que los certificados de calidad mejoran la reputación de tu empresa

Son tres los ámbitos en los que actúan los certificados de calidad para mejorar la reputación de la organización. Por un lado, en lo relativo al mercado, las acreditaciones permiten construir una imagen de marca sólida, honesta y transparente. Ayudan a la compañía a afianzar su posición, al tiempo que favorecen la expansión a mercados internacionales. Además, son fundamentales para encontrar nuevos inversores y socios. Si la empresa quiere entrar en un concurso público u obtener una subvención económica del Gobierno, debe estar en posesión de este tipo de acreditaciones.

Por otro lado, para los clientes los certificados de calidad suponen que pueden depositar su confianza plena en los productos y servicios de la empresa. Aumenta su fidelidad, garantizando así una relación estable y duradera entre los clientes y la compañía a largo plazo.

Y, por último, en cuanto a la gestión empresarial, para obtener el certificado de calidad la empresa certificadora debe realizar un análisis interno de la compañía. Así, es una gran oportunidad para que conozca cuáles son sus fortalezas y debilidades. Partiendo de esta base, puede implantar las herramientas necesarias para optimizar la producción y establecer un proceso de mejora continua. Todo esto se traduce en empleados satisfechos y productivos.

En definitiva, los certificados de calidad suponen una gran ventaja competitiva para cualquier compañía que quiera alcanzar el éxito y ganar la confianza de inversores, socios y clientes potenciales. Existen un amplio abanico de acreditaciones, y todas ellas ayudan a mejorar la reputación de la empresa.