Por qué es importante la certificación de productos



Independientemente del sector de actividad, siempre que el consumidor final recibe un determinado producto, hay una cadena de suministro detrás. Es decir, el producto no lo entrega directamente el fabricante al consumidor, sino que hay una serie de intermediarios que hacen posible la entrega. La cadena de suministro tiende a ser cada vez más larga, de ahí que la certificación de productos haya tomado una especial relevancia en el mercado actual.

 

4 trucos para mejorar tu tienda online

 

Es un sello que aporta confianza a los consumidores finales. Es precisamente la confianza en una determinada marca uno de los aspectos que más valoran los usuarios durante el proceso de decisión de compra. No es algo que las empresas tengan tanto en cuenta como por ejemplo el precio o la calidad del producto en cuestión, lo cual es un gran error.

La certificación de productos consiste en que una organización acreditadora asegura por escrito que los productos cumplen con los requisitos de calidad que exige la normativa. Esto resulta de gran ayuda tanto para las empresas como para los consumidores. Por un lado, las compañías pueden demostrar que sus productos son excelentes en términos de calidad. Y, por otro lado, la certificación ayuda a los consumidores a seleccionar las mejores opciones para satisfacer sus necesidades.

Hoy existen una gran selección de artículos manufacturados en el mercado, de diferentes sectores de actividad. Todos pueden obtener sus propios certificados de productos para acreditar la calidad: materiales del sector eléctrico y de la construcción, productos artesanos, electrodomésticos, alimentos y productos del sector primario… Hay algunos servicios, como por ejemplo los establecimientos turísticos, que también pueden obtener el sello.

Para conseguir la certificación de productos, las empresas deben someterse a una serie de evaluaciones del Comité Técnico de alguna Entidad de Certificación competente, una institución objetiva e independiente. Cualquier entidad que se encargue del certificado debe estar acreditada de manera oficial por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

¿Cuáles son los beneficios de la certificación de productos?

Esta certificación ofrece un amplio abanico de beneficios que resulta de especial interés conocer.

En primer lugar, cabe señalar que se trata de una certificación de carácter internacional, así que es una oportunidad para abrirse al mundo. Teniendo en cuenta que el mercado es cada vez más globalizado, merece la pena centrarse en este punto.

En segundo lugar, las compañías generan confianza tanto en los consumidores finales como en los intermediarios de la cadena de suministro. Actualmente los diferentes agentes del sector se caracterizan por ser muy exigentes y estar muy bien informados, de manera que esto es algo vital.

A todo ello hay que sumar que para conseguir el certificado las empresas deben someterse a una serie de análisis de su actividad, como el estudio de sus fortalezas o debilidades, o las auditorías internas. Esto conlleva a una reducción de los errores cometidos y, por lo tanto, de productos defectuosos.

Y, por último, todo lo anterior se traduce en un ahorro de costes operativos.

Si quieres abrir tu negocio al mundo y obtener la confianza de tus clientes en tu empresa y en tus productos, en Anexia Consultoría te ayudamos a obtener la certificación de productos. Con más de 15 años de experiencia, somos un equipo multidisciplinar que ofrecemos soluciones a medida para empresas de todos los sectores de actividad. Los objetivos que perseguimos en cada proyecto que llega a nuestras manos son: incrementar la productividad, impulsar la innovación y reducir los costes operativos. Estamos especializados en consultoría, auditoría y evaluación de procesos de gestión de calidad. Para cualquier tipo de consulta, te invitamos a contactar con nosotros.