Cambios en la certificación de calidad a causa del coronavirus



La crisis del coronavirus ha supuesto numerosos cambios en los sistemas de gestión de muchas compañías. Por su parte, los organismos certificadores están poniendo en marcha una serie de medidas para llevar a cabo los procesos de auditoría y certificación. Lo más importante en estos momentos es evaluar cómo ha afectado el Covid-19 en aquellas organizaciones que tienen implantados sistemas de gestión. Si además cuentan con programas de auditorías internas, deberán realizar un profundo análisis de los riesgos, así como de sus fortalezas y debilidades.

 

Cambios en la certificación de calidad a causa del coronavirus

 

ISO 9001

Es la norma ISO más común en el ámbito corporativo. Establece una serie de requisitos para la implementación de un Sistema de Gestión de la Calidad, de tal forma que las empresas puedan demostrar su capacidad no sólo para satisfacer las necesidades de sus clientes, sino para anticiparse a ellas.

Uno de los principales beneficios que ofrece la ISO 9001 es la mejora de la comunicación interna entre los empleados de diferentes departamentos. A raíz de la crisis del coronavirus, muchas empresas se han visto obligadas a implantar el teletrabajo y, en consecuencia, reestructurar su sistema de comunicación.

La intranet corporativa se presenta como una de las mejores soluciones actuales porque mejorar la eficiencia y la rapidez en la comunicación. Además, teniendo en cuenta que cada empleado trabaja de forma remota desde su casa, centraliza la comunicación en un único entorno. Una serie de beneficios que se traducen en un ahorro de tiempo y de costes operativos, y una mayor productividad.

Además, gracias a la norma ISO 9001 las compañías mejoran la eficiencia en sus procesos y en la satisfacción de los clientes. Dos pilares básicos para sobrevivir en el mercado actual. A todo ello hay que sumar que la imagen de las organizaciones mejora considerablemente.

ISO 45001

La norma ISO 45001 es de carácter internacional y se basa en los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo. En condiciones normales, su principal objetivo es proteger a los empleados de los accidentes y las enfermedades laborales. Ahora, debido a la pandemia global, también busca crear entornos de trabajo seguros, que cumplan con todas las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y minimizar el riesgo de que los empleados puedan contagiarse del Covid-19.

El proceso de implantación consta de una serie de fases. En primer lugar, se define la política de salud y seguridad en el trabajo, estableciendo una serie de responsabilidades de la alta dirección. A continuación, se define un plan de control y análisis, evaluando las fortalezas y debilidades de la compañía en lo que a salud y seguridad laboral se refiere.

El siguiente paso consiste en definir las acciones para minimizar los riesgos, y mantener una vigilancia continua sobre la legislación. Luego, se implanta la política diseñada por la empresa. En esta fase es importante que todos los empleados se comprometan con la normativa. Y, por último, se fija una revisión continua del sistema.

Las normas ISO son ahora más importantes que nunca porque los beneficios que ofrecen están directamente relacionados con la mejora de la competitividad de las organizaciones y el incremento de la productividad. Además, promueve la satisfacción interna de los empleados y mejora la imagen de las compañías.

En Anexia Consultoría podemos ayudarte a obtener el reconocimiento de tus clientes, mejorando la atención y el asesoramiento que les concedes. La implantación del Sistema de Gestión de Calidad será clave para que tu negocio logre el posicionamiento que se merece en el mercado. Para cualquier consulta, te invitamos a contactar con nosotros.