Los certificados de calidad en los procesos de producción



En un mercado cada vez más competitivo, los certificados de calidad se presentan como una herramienta muy valiosa para empresas de todos los sectores y tamaños de actividad. Gracias a ellos las compañías pueden demostrar que son eficientes, que ofrecen productos y/o servicios de la mejor calidad disponible y que realmente se preocupan de satisfacer las necesidades de sus clientes.

 

Los certificados de calidad en los procesos de producción

 

Los certificados de calidad generan una gran confianza a los clientes y a otros agentes externos, como socios e inversores. La empresa certificadora realiza inspecciones periódicas para comprobar que la organización cumple la normativa vigente, de forma que esta última debe estar en alerta continua para mantener la calidad de sus procesos productivos. A esto hay que sumar que el hecho de que la compañía certificada se ajuste a la normativa implica que se ha realizado un exhaustivo análisis de sus fortalezas y debilidades para optimizar sus procesos. Para ello, se eliminan pasos intermedios que son innecesarios o que no aportan valor alguno, lo que se traduce en un ahorro de costes operativos.

ISO 9001

La certificación ISO 9001 es una de las más populares en la actualidad, muy solicitada por las empresas. La última revisión que se llevó a cabo supuso un importante avance ya que se enfocó en la gestión de la calidad orientada a la satisfacción de los clientes y a la adecuada gestión de los procesos. Todo ello en torno a la mejora continua como eje central.

La estructura de ciclo de mejora es la que utilizan todos los modelos de gestión, lo que facilita en gran medida la integración de numerosos aspectos: medio ambiente, seguridad y salud en el puesto de trabajo, responsabilidad social…

Los beneficios que ofrece esta norma son muy amplios: ahorro de costes operativos, mejora en la satisfacción y experiencia de los clientes, nuevas oportunidades de mercado y motivación de los empleados.

ISO 14001

La norma ISO 14001 está dirigida a la protección medioambiental. Un certificado que se basa en el Sistema de Gestión Ambiental, mediante el cual las compañías pueden demostrar que son responsables con el entorno y realmente están comprometidas con la protección del medio ambiente. Gracias a esta norma las organizaciones actuales refuerzan su imagen de empresa respetuosa y sostenible, algo fundamental para la apertura a nuevos mercados.

En el ámbito corporativo, una de las principales tendencias es la de que las empresas se muestran preocupadas por el medio ambiente y no únicamente por conseguir beneficios. Gracias a la norma ISO 14001 pueden gestionar e identificar todos los riesgos ambientales que se pueden producir derivados de su actividad.

El funcionamiento de esta norma es el método PDCA (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar). Del mismo modo que otras normas ISO, plantea un marco con una serie de estructuras, conceptos y términos para su implementación.

ISO 45001

Y, por último, el certificado ISO 45001. Enfocado principalmente en la dirección, su objetivo final es el de ayudar a las empresas a crear un ambiente de trabajo seguro para los trabajadores. Para ello es necesario corregir las debilidades, como aquellos factores que puedan provocar potencialmente lesiones y enfermedades. El objetivo de esta norma es mitigar cualquier factor de riesgo que ponga en peligro el bienestar físico y mental de los empleados.

El principal beneficio que ofrece la norma ISO 45001 es la reducción de costes operativos de seguridad y salud. Además, mejora la satisfacción de los clientes.

En Anexia Consultoría podemos ayudarte a conseguir los certificados de calidad en los procesos de producción. Conseguirás una mejor imagen de tu empresa en el mercado.