Empresa de calidad: todas las certificaciones



Las certificaciones de calidad se definen como el resultado final de un exhaustivo proceso en el que una empresa certificadora garantiza que la compañía cliente cumple al pie de la letra todas con las normas y ofrece un servicio/producto de calidad a sus clientes.

 

 

ISO 9001

La certificación ISO 9001 es una de las más conocidas en la actualidad, y es de especial importancia para las pequeñas y medianas empresas. Una herramienta muy valiosa, a través de la cual pueden demostrar que son capaces de satisfacer las necesidades de sus clientes. En las primeras ediciones esta norma estaba dirigida únicamente a las grandes compañías del sector industrial. Con el paso de los años ha ido evolucionando, y a día de hoy empresas de cualquier sector y tamaño pueden contar con ella.

Desde la revisión de 2015 la ISO 9001 ha pasado a tener un enfoque claro hacia la gestión eficiente y la mejora continua. Gracias a esta certificación las PYMEs mejoran sus procesos y los hacen más eficientes, lo que se traduce en un ahorro de costes operativos. Además, permite acceder a nuevos mercados y fomenta la comunicación interna.

 

ISO 14001

En una sociedad cada vez más concienciada con la importancia del cuidado del entorno natural, la norma ISO 14001 se basa en la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental. Gracias a este certificado las pequeñas y medianas empresas pueden posicionarse como medioambiental y socialmente responsables, lo que supone una clara ventaja competitiva.

Una de las principales ventajas ambientales que ofrece es la optimización de residuos y recursos, reduciendo el impacto negativo para el medio ambiente derivados de la actividad. Por supuesto, la ISO 14001 también tiene ventajas a nivel económico para las organizaciones. Elimina las barreras a la exportación, reduce el riesgo de sanciones administrativas y mejora el acceso a diferentes líneas de financiación.

 

ISO 27001

La certificación ISO 27001 se basa en los Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información, y garantiza el aseguramiento, la integridad y la confidencialidad de los datos. La información es uno de los bienes más valiosos del siglo XXI, y esta norma se ha convertido en un referente a nivel global para cumplir con los requisitos legales, ahorrar costes operativos y conseguir una organización más eficiente.

La ISO 27001 gira en torno a un eje central enfocado en proteger la disponibilidad, confidencialidad e integridad de los datos y la información en una compañía. Para ello, el primer paso es evaluar las fortalezas y debilidades de la misma y, a continuación, tratar los riesgos. Los Sistemas de Gestión de la Seguridad no se centran sólo en la seguridad TI, sino también en la gestión de los recursos humanos y de los procesos, así como en la protección jurídica.

 

Sello de Calidad en internet “IQC”

Y, por último, el sello “IQC”, que certifica el cumplimiento de una serie de valores y criterios en Internet. Garantiza que la presencia de una empresa cumple con las condiciones de legalidad que establece la ley, así como unos mínimos de confianza, seguridad y calidad.

  1. Confianza y calidad: gracias a este certificado las organizaciones pueden demostrar que cumplen con el decálogo de buenas prácticas.
  2. Seguridad: los sitios web corporativos tienen que ofrecer seguridad en su servicio de hosting frente a posibles ciberataques o caídas del servicio. Además, la calidad y la rapidez son dos aspectos clave para mejorar la experiencia de los usuarios.
  3. Legal: todas las páginas web deben cumplir con las normas recogidas en la Ley Orgánica de Protección de Datos, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, la política de cookies y el Reglamento General de Protección de Datos de la UE.