ESCRÍBENOS

934 54 90 92 Balmes, 57 08007 Barcelona info@anexia.es

La importancia de certificar a tu empresa

En el ámbito corporativo, las certificaciones son una herramienta muy valiosa para acreditar la calidad en los procesos y en los productos y servicios. A nivel interno, mejoran la motivación de los empleados y ayudan a retener el talento, algo fundamental en un mercado como el actual. Las últimas tendencias en recursos humanos se centran en mejorar la experiencia de los empleados para atraer y retener el talento. Empresas de todos los tamaños y sectores de actividad demandan trabajadores cualificados, comprometidos y con dotes de liderazgo.

¿Qué son las certificaciones de empresa y qué beneficios otorgan?

Dicho de una forma sencilla, las certificaciones son un procedimiento por el cual un organismo calificado acredita que un proceso, producto o servicio cumple con una serie de requisitos específicos que avalan su calidad. Esto automáticamente hace que los consumidores confíen en la empresa y en lo que ésta les ofrece ya que tienen garantías sobre el origen, la forma de fabricación y el proceso de distribución y control del producto o servicio.

En pleno proceso de transformación digital, las empresas pueden, a través de las certificaciones, crear productos o servicios 100% adaptados a las necesidades de sus clientes. Además, las certificaciones representan la oportunidad de acceder a nuevos mercados y diferenciarse de la competencia.

En lo que respecta a los beneficios que las certificaciones ofrecen a las organizaciones, la ventaja competitiva en el mercado es uno de los más relevantes. Pueden aprovechar las oportunidades por delante de la competencia y aumentar su eficiencia con nuevas estrategias y herramientas, lo que les permite dirigir correctamente la ejecución y la administración de proyectos.

Las certificaciones demuestran un compromiso en forma con los estándares de la industria y el proceso de mejora continua. Son valores que ayudan a  las compañías a aumentar su prestigio y su credibilidad tanto con los clientes como con otros agentes, como proveedores y socios.

¿Qué son las normas ISO?

Las normas ISO (International Organization for Standardization) son un conjunto de estándares con reconocimiento internacional que se crearon para ayudar a las organizaciones a establecer unos niveles de homogeneidad en relación a la gestión, desarrollo de productos y prestación de servicios.

Su origen data de mediados del siglo XX, y desde entonces se han creado más de 23.000 estándares que engloban un amplio abanico de tecnologías, procesos de producción y áreas de gestión. El objetivo de todas las normas ISO es fijar unos niveles reconocidos a nivel global de cumplimiento de seguridad, eficiencia y calidad.

La metodología se basa en el ciclo PDCA para la mejora continua. Se trata de una herramienta muy eficaz para la puesta en marcha del Sistema de Gestión de Calidad. Tiene un carácter cíclico y garantiza la atención continua en la mejora de la calidad y, una vez evaluados los procesos y aplicadas las acciones correctivas, vuelve a empezar. Aunque en la mayoría de casos el modelo se utiliza a nivel organizacional, también existe la posibilidad de usarlo a nivel operativo.

El modelo se desarrolla en las siguientes etapas:

  • Plan: en la primera fase se identifican todos los problemas específicos que afectan a la ejecución de un determinado proyecto y qué recursos se van a utilizar.
  • Hacer: una vez se halla la solución a los problemas, comienza la etapa de implementación. Los responsables registran la información más importante.
  • Verificar: en la tercera etapa se miden y evalúan los resultados y se comparan con los objetivos planteados. Es esencial prestar atención para que no se vuelvan a presentar los errores recurrentes.
  • Actuar: y, por último, se toman acciones correctivas y se aprovechan las oportunidades del mercado. Luego, el ciclo tiene que reiniciarse.

Contacta con nosotros

Completa el formulario y te responderemos a la mayor brevedad

Artículos relacionados