¿En qué consiste la norma ISO 22000?



La norma ISO 22000 es un certificado que regula los requisitos vinculados a las compañías del sector alimentario. Su principal objetivo es garantizar la plena inocuidad de los alimentos durante todas las fases que componen la cadena de producción hasta el cliente final.

Gracias a esta normativa, una empresa puede reforzar en gran medida la seguridad en el ámbito alimentario, un aspecto que tanto consumidores como empresas tienen muy en cuenta en la actualidad. Todas y cada una de las partes que componen la cadena alimentaria, así como organismos e instituciones, deben comprometerse. Es la única forma de asegurar y garantizar de forma plena la protección de los consumidores.

iso22000

 

Para qué sirve la norma ISO 22000

La norma ISO 22000 es una de las más importantes de todos los certificados de calidad que existen en la actualidad y es fundamental en cualquier negocio del sector de la alimentación. Los consumidores del Siglo XXI se caracterizan por ser muy exigentes con las empresas en las que confían de forma que, a la hora de adquirir un determinado alimento, deben hacerlo sabiendo que cumple con las condiciones de higiene y salubridad exigidas.

Por lo tanto, todas las empresas que tienen algo que ver en la cadena de producción alimentaria deben cumplir con lo exige la normativa, prestando especial atención a la legislación vigente en el ámbito nacional e internacional. Esto implica estar en constante cambio para adaptarse de manera precisa a las circunstancias que surjan en el mercado.

 

Funciones principales

El certificado ISO 22000 asegura la mejora continua del Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria y, además, tiene compatibilidad con el modelo ISO 9001. Estar en posesión de él no es una opción voluntaria, sino que es una obligación para todas las empresas del sector alimentario. De lo contrario, las compañías se enfrentan a grandes sanciones económicas, e incluso penales en los casos más graves.

Uno de los principales beneficios que aporta este certificado es que garantiza la total inocuidad de los alimentos, de acuerdo con la legislación vigente. La ISO 22000 es una norma de carácter internacional, de forma que se adapta a cualquier tipo de compañía de la cadena: envasado, aditivos, limpieza… A través de una serie de protocolos de requisitos previos y planes HACCP se ejecuta el Control de los riesgos de Seguridad Alimentaria.

 

Beneficios de ISO 22000

La confianza en los controles de riesgos según los estándares internacionales, que se caracterizan por ser muy rigurosos, mejora en gran medida la confianza tanto de proveedores como de consumidores. Por tanto, la transparencia en la gestión por parte de la empresa queda completamente demostrada gracias a esta normativa.

La norma ISO 22000 se actualiza de forma periódica para adaptarse a los requisitos y necesidades que exige el mercado. Esto es vital para que los procedimientos continúen siendo eficaces en todo el mundo. De manera paralela, esto supone una mejora significativa en los procesos internos de la compañía puesto que aumenta la productividad y se reducen los costes operativos.

Y, por último, para conseguir la máxima eficiencia en el control de riesgos para la seguridad alimentaria, todos los agentes implicados en el proceso tienen que cooperar con el resto.

Por último, es importante recalcar que uno de los primeros trámites que debe realizar cualquier empresa del sector alimentario a la hora de poner en marcha el negocio es el de obtener el certificado ISO 22000. Para ello, el negocio interesado debe ponerse en contacto con una empresa certificadora que ofrezca un servicio integral, como Anexia, que incluya todas las fases hasta la implantación de la norma. Una de las etapas más relevantes es la auditoría interna, que analiza los puntos fuertes y débiles de la organización. Por lo tanto, aporta valor añadido a la empresa.