El Coronavirus COVID en ISO 9001



La pandemia del Covid-19 ha generado una gran crisis económica a nivel global en la que ha aumentado la competitividad entre empresas de todos los tamaños y sectores de actividad. Las organizaciones estudian cómo mejorar la calidad de los productos y/o servicios que ofrecen a los clientes para garantizar la continuidad de la actividad y su supervivencia a largo plazo. Y para ello la norma ISO 9001 es la mejor herramienta.

 

 

La ISO 9001, basada en el Sistema de Gestión de Calidad, da las claves para llevar a cabos los procesos de cambio que sean necesarios para que las empresas puedan adaptarse al nuevo escenario. Tener recursos implantados para planificar la integridad del sistema de calidad, la transformación digital y la asignación de roles es esencial a día de hoy. Gracias a esta norma las organizaciones tienen la oportunidad de identificar las oportunidades y amenazas del mercado, así como de tomar conciencia de sus propias fortalezas y debilidades. Son elementos fundamentales para optimizar el Sistema de Gestión de Calidad.

 

Ventajas de la ISO 9001 en tiempos de Covid-19

Esta norma de carácter internacional sitúa a los clientes como el eje central del negocio, en torno a los cuales gira todo. Uno de los principales requisitos para su implantación es que la empresa cuente con procesos de gestión sólidos para garantizar la satisfacción de los clientes. En plena pandemia mundial, la ISO 9001 ayuda a poner en marcha medidas de distanciamiento social y de prevención, las cuales se incorporan a los procesos de calidad.

Además, las compañías tienen que realizar un exhaustivo estudio de mercado e interno para determinar cuáles son las oportunidades y debilidades a las que se enfrentan. De este modo pueden evaluar qué aspectos pueden alterar su capacidad para proporcionar productos y/o servicios de calidad.

Es condición indispensable que las empresas determinen quiénes son los responsables del Sistema de Gestión de Calidad. Aunque los cambios afectan al conjunto de la organización, debe haber responsables de su supervisión.

Uno de los aspectos principales de la ISO 9001 es el estándar de Gestión por Procesos, que obliga a definir y sistematizar los procesos internos y externos de las organizaciones. En plena crisis sanitaria global, el hecho de que la dirección lleve a cabo revisiones adicionales de los procesos representa una gran oportunidad para reaccionar de forma rápida y eficaz ante cualquier circunstancia derivada de la pandemia.

A todo ello hay que sumar que, en tiempos de incertidumbre como el actual, es necesario que las compañías realicen un protocolo detallado sobre cómo actuar a la hora de abordar amenazas y aprovechar oportunidades.

Y, por último, cabe señalar que la mejora continua es uno de los elementos más relevantes de la norma ISO 9001. Se trata de mejorar los productos y/o servicios para cumplir con los requisitos y para satisfacer las necesidades de los clientes. En la “nueva normalidad” las expectativas y necesidades de los consumidores han cambiado de forma notable.

Teniendo todos estos puntos en cuenta, queda claro que la ISO 9001 proporciona a las empresas herramientas de seguimiento y análisis del desempeño para evaluar el impacto de la crisis del Covid-19 en su actividad, así como herramientas de mejora.

 

En Anexia Consultoría somos un equipo multidisciplinar con más de 15 años de experiencia en el que te ayudamos a certificarte en la norma ISO 9001. Ofrecemos soluciones 100% personalizadas a las PYMEs para ayudarles a aumentar su productividad mediante la innovación, logrando con ello un considerable ahorro de costes operativos. Estamos especializados en evaluación de procesos de Gestión de la Calidad.