¿Cuáles son las ventajas de estar certificado?



Mejora de la imagen

Los clientes actuales se caracterizan por ser muy exigentes y estar muy bien informados. Los certificados de calidad dan esa seguridad que los consumidores necesitan para confiar en una determinada compañía. La imagen se ve mejorada, lo que supone un incremento de las ventas y, además, gracias a ellos, la empresa establece una relación a largo plazo con sus clientes.

 

ventajas de estar certificado.jpg

 

Optimización de los procesos

El proceso para obtener el certificado de calidad implica llevar a cabo un profundo análisis de las fortalezas y debilidades de la organización en cuestión, tanto a nivel general como de cada uno de los procesos productivos en particular. De esta manera, la empresa se replantea el sistema de organización interno, conociendo cuáles son sus principales problemas. Supone una gran oportunidad de crecimiento económico y organizativo.

Reducción de costes operativos

A todo ello hay que sumar que determinados cambios en el sistema de organización empresarial permiten reducir costes operativos sin afectar lo más mínimo a la calidad de los productos y/o servicios. El proceso productivo se optimiza gracias a los certificados de calidad, eliminando con ello recursos y costes de tiempo innecesarios.

Mejora competitiva

Y, por último, teniendo en cuenta que la competitividad que existe en la actualidad en prácticamente todos los sectores de actividad es muy alta, los certificados suponen una gran ventaja competitiva. Son una herramienta muy valiosa que da seguridad y confianza tanto a otros agentes del sector, como inversores y proveedores, como a los clientes. Además, muchas de las normas son de carácter internacional, de manera que estar en posesión de ellas es una gran forma de expandirse mundialmente.