Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Cómo saber si un certificado ISO 9001 es válido?



El ISO 9001 una norma reconocida a nivel internacional que gira en torno a los sistemas de gestión de calidad. Ofrece un conjunto de principios y un marco de trabajo para lograr la mejor gestión de la organización para satisfacer las necesidades de los clientes y superar sus expectativas. Para ello aporta una serie de bases sobre las cuales la compañía puede construir y desarrollar sus procesos para aumentar la productividad tanto en el corto como en el largo plazo.

En la actualidad un control de calidad robusto es una de las principales claves no sólo para la supervivencia de una compañía en el mercado, sino también para su éxito. Si realmente la empresa desea obtener la confianza de sus clientes, es fundamental que todos sus productos y/o servicios cumplan todos los criterios de calidad.

 

Como saber si un certificado ISO 9001 es valido.jpg

 

En este contexto, la ISO 9001 se presenta como la mejor forma de demostrar ante los consumidores que la compañía pone el máximo esfuerzo y empeño que sus productos y/o servicios son los mejores.

Las claves para conocer si el certificado ISO 9001 es válido

Existen una gran variedad de razones para que una empresa solicite a los proveedores en los que confía que cuenten con un sistema de gestión de calidad, es decir, con un certificado ISO 9001: minimizar el riesgo de que los productos sean de baja calidad, acreditar que efectivamente los proveedores son fiables.

Claro que quizá alguna compañía se muestre preocupada porque su proveedor le envíe una copia del certificado 9001 auténtico. Es importante saber cómo actuar si existe la más mínima sospecha de que el certificado es falso.

Por extraño que parezca, esta norma no contempla en ningún caso las falsificaciones. Simplemente establece una serie de protocolos y principios que las empresas deben implementar para obtener un sistema de gestión de calidad para atender a las necesidades de los clientes y superar sus expectativas. Por lo tanto, la forma en la que se consigue el certificado y la manera en la que la compañía cumple con los requisitos que exige la norma no se contemplan como un tema de interés.

Teniendo esto en cuenta, hay que preguntarse cuáles podrían ser las razones que llevaran a una empresa a falsificar el certificado ISO 9001. Pues bien, lo cierto es que los motivos pueden ser varios. Uno de ellos está relacionado con el coste. Hay empresas que pueden creer que el coste derivado de contratar a una compañía certificadora para auditar el proceso es demasiado elevado. Otro es el miedo a lo que la compañía certificadora puede encontrar durante el proceso de auditoría. También existe la posibilidad de que la empresa haya reclamado el certificado sin estar preparada para implantar los protocolos de calidad que exige.

Ahora bien, ¿qué se puede hacer para verificar que un certificado ha sido falsificado? Lo primero para tener en cuenta es que una empresa no puede certificar en ningún caso su propio sistema de gestión de calidad. Es una compañía certificadora homologada quien debe hacerlo.

Proceso para obtener el certificado ISO 9001

El proceso es el siguiente. ISO publica una determinada norma que la empresa quiere implementar. Dicha empresa contratar a una compañía certificadora para que evalúe su sistema y emita un certificado que acredita que el sistema cumple con los requisitos exigidos. Para que estos sean válidos, la compañía certificadora debe estar acreditada por un organismo de acreditación nacional, el cual tiene que estar a su vez autorizado por el Foro Internacional de Acreditación.

En Anexia Consultoría ponemos a tu disposición todos los recursos y medios técnicos y humanos para que obtengas el reconocimiento de tus clientes implantado el sistema de gestión de la calidad.