Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Cómo obtengo la certificación ISO 14001?



La certificación ISO 14001 hace referencia a los Sistemas de Gestión Medioambiental, más conocidos por sus siglas, SGA. Permite la identificación y posterior gestión de cualquier tipo de riesgo medioambiental derivado de la actividad de la compañía. Es una norma diseñada y desarrollada para su implantación en todas las empresas, con independencia de su tamaño, sector y ubicación geográfica.

Actualmente, las empresas tienen un gran compromiso en lo relativo al cuidado del medio ambiente tanto con la Administración como con los clientes y la sociedad en su conjunto. Es fundamental la integración del respeto por el medio ambiente y el entorno en todos y cada uno de los procesos de la organización.

 

Cómo obtengo la certificación ISO 14001.jpg

 

¿Qué beneficios ofrece la certificación ISO 14001?

La normativa ISO 14001 ofrece una gran selección de beneficios a las compañías, los cuales resulta interesante conocer y tener en consideración. En primer lugar, cabe destacar que reduce de manera notable los costes operativos ya que favorece el uso eficiente de los recursos y residuos.

En segundo lugar, este certificado facilita la gestión en el cumplimiento de la legislación vigente, implementando procesos de mejora continua para el cuidado y mantenimiento del medio ambiente. A todo ello hay que sumar que favorece en gran medida la integración con otras normativas de sistemas de gestión en las organizaciones.

La sociedad está muy concienciada con la importancia de cuidar el medio ambiente. Esta certificación mejora la imagen que tanto los clientes como los consumidores tienen de la compañía, lo que influye positivamente en su confianza. De este modo, resulta más sencillo establecer con ellos una relación a largo plazo.

Gracias a la certificación ISO 14001 las compañías ven reducidas, e incluso eliminadas, las barreras a la exportación.

Esta normativa favorece la gestión de los procesos y garantiza el cumplimiento de la legislación vigente, lo que reduce el riesgo de sanciones y litigios. Esto también ayuda a facilitar el acceso a las subvenciones y otras fuentes de financiación.

Y, por último, cabe destacar que supone una excelente oportunidad de negocio ya que otras compañías valoran en gran medida a aquellas organizaciones que son respetuosa con el medio ambiente e implantar políticas medioambientales en todos sus procesos.

¿Cómo obtener la certificación ISO 14001?

Para la obtención de este certificado lo primero y más importante es ponerse en contacto con una compañía certificadora. Estas organizaciones tienen en su plantilla a consultores expertos y acreditados, quienes ponen todos los recursos a disposición de la empresa contratante y así establecer una política ambiental adaptada a ella. Se toman en consideración aspectos importantes como el sector de actividad y el tamaño.

Los cambios implementados siguen las últimas directrices en relación con la normativa vigente y se adoptan de manera progresiva y sencilla. Gracias al Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001 implantado es posible realizar un análisis detallado del impacto medioambiental de cada uno de los procesos de la organización, así como de la actividad global. Esta etapa es fundamental para el desarrollo de un plan en el que se determinen los objetivos para la reducción del impacto.

El compromiso que adquieren las compañías con la sostenibilidad y el cuidado medioambiental es un gran valor añadido para todas aquellas que quieran adelantarse a su competencia y captar la confianza de su público objetivo. Además, la ética corporativa mejora considerablemente la imagen de marca, al tiempo que se llevan a cabo diversas acciones para reducir en lo posible la contaminación y el impacto medioambiental.

Por último, cabe destacar que el Sistema de Gestión se adapta de manera precisa a cada empresa. Es la norma la que se adapta a ella, y no al revés.