Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Cómo certificarse en tratamiento de datos



La norma ISO 27001 se define como un sistema de gestión de seguridad de la información de la compañía. Es precisamente la información el activo más valioso con el que cuentan las empresas en la actualidad, de forma que es importante cuidar al máximo su gestión y tratamiento. Gracias a este certificado la compañía cuenta con un modelo de buenas prácticas que puede implementar en su actividad para la adecuada creación, documentación y gestión de la información. Se trata por lo tanto de una norma que garantiza la adecuada selección de los controles de seguridad en lo relativo a los datos y a la información.

 

Cómo certificarse en tratamiento de datos.jpg

 

Las empresas actuales, con independencia de su sector de actividad y tamaño, se enfrentan a volúmenes cada vez mayores de datos. Además, dichos datos provienen de fuentes muy diferentes: encuestas, redes sociales, formularios… Por lo tanto, deben contar con los sistemas más adecuados para la captación de dichos datos y su posterior transformación en información de valor.

Teniendo en cuenta que las nuevas tecnologías permiten a los usuarios tener un acceso más rápido y profundo a cualquier tipo de información, el tratamiento de esta por parte de las empresas es un aspecto clave.

A todo ello hay que sumar el número creciente de ciberataques en todo el mundo. A diario compañías y negocios sufren fraudes y ataques cibernéticos. Por lo tanto, contar con el certificado ISO 27001 es esencial para sobrevivir en el mercado y destacar sobre la competencia.

Razones para certificarse en el tratamiento de datos

Son varias las razones por las que el certificado en el tratamiento de datos se ha vuelto una cuestión fundamental para las empresas. En primer lugar, garantiza a todos los clientes que todos los datos que comparten están registrados y almacenados bajo la más estricta confidencialidad. Esto es algo muy importante teniendo en cuenta que es precisamente la confianza la que define la relación entre una empresa y sus clientes en el medio y largo plazo.

En segundo lugar, la norma ISO 27001 garantiza la integridad de toda la información. La empresa mantiene el compromiso en firme de que la información de la que dispone no va a sufrir ninguna modificación ni manipulación por parte de personas no autorizadas.

Y, en tercer y último lugar, el certificado en tratamiento de datos aporta confianza y transparencia, dos aspectos vitales en la relación entre la compañía y todos los agentes externos: inversores, socios, proveedores y clientes.

Certificarse en tratamiento de datos

El primer paso para obtener el certificado pasa por ponerse en contacto con una empresa certificadora. Este tipo de compañías ofrecen un servicio 360 grados, que cubre todas y cada una de las fases: desde el asesoramiento inicial hasta la otorgación de la norma ISO 27001, pasando por el análisis de la información, la formación, la elaboración y la tramitación. Además, una vez certificada la empresa cliente en tratamiento de datos, debe someterse a una serie de controles periódicos.

Una de las etapas más importantes es la auditoría interna, analizando los puntos fuertes y débiles de la empresa cliente. Además, en la auditoría de certificación la compañía certificadora aporta una serie de recomendaciones y valores añadidos a sus procesos.

Las empresas certificadoras tienen en su plantilla a consultores con formación y experiencia en Sistemas de Gestión. Son técnicos que cuentan con la cualificación necesaria para prestar este tipo de servicios.

Uno de los aspectos más relevantes a señalar es que es la norma la que se adapta a la empresa, y no al revés. Una vez finalizado el servicio, la compañía cliente tiene implantado un Sistema de Gestión a medida.