Certificados ISO ¿Qué son y cuáles son sus características?



El mercado actual es cada vez más competitivo y los clientes cada vez más exigentes, de forma que los certificados ISO son una herramienta extraordinaria para que una compañía se muestre como una entidad de calidad y confianza, lo que le permite diferenciarse de su competencia. Gracias a estos certificados las empresas, con independencia de su sector de actividad y tamaño, pueden llevar a cabo estrategias más competitivas y acceder a nuevos mercados.

 

Certificados ISO ¿Qué son y cuáles son sus características

 

¿Qué es la ISO?

La Organización Internacional de Normalización, más conocida por sus siglas ISO, es una organización que se creó para la regulación de estándares internacionales el 23 de febrero de 1947. Se trata de una organización independiente con sede en Suiza y que se compone de las organizaciones nacionales de normalización de 164 países. El uso de estándares globales facilita en gran medida la creación de productos y servicios de calidad. Esto es algo esencial para que las empresas aumenten su productividad.

Este es el organismo que determina los estándares de cada norma ISO, pero no es el que emite los certificados. La expedición de los certificados ISO la llevan a cabo entidades certificadoras externas. Para obtener estos certificados el proceso es relativamente sencillo. Lo primero es ponerse en contacto con Anexia Consultoría, donde nos encargamos de preparar todo lo que necesitan las empresas para acceder a los certificados, analizando sus necesidades, su proceso productivo y otros aspectos.

Una vez analizadas las fortalezas y debilidades de las organizaciones, se llevan a cabo una serie de estudios para la implementación de la norma. Una vez está el proceso en marcha, se realizan auditorías internas y, una vez obtenido el certificado ISO, se realizan tareas de supervisión.

¿Qué certificados ISO existen?

Los certificados ISO se definen como documentos que acreditan que la empresa cumple una determinada normativa y que ha implementado de forma correcta los estándares de esta. El hecho de contar con diferentes certificaciones diferencia a una compañía de su competencia ya que mejora la imagen que proyecta hacia sus clientes y aumenta su productividad. Uno de los principales beneficios que proporcionan los certificados ISO es que incrementan la confianza, clave para establecer relaciones a largo plazo tanto con clientes como con otros agentes del sector.

En función del sector de actividad de una organización, tendrá interés en obtener un certificado u otro. Los certificados ISO se dividen en tres grandes familias.

Gestión de Calidad

La norma ISO 9001 es la más conocida de todo nivel global. Se basa en el Sistema de Gestión de Calidad, y acredita que una empresa cumple con una serie de estándares de calidad en sus productos o servicios, así como en el proceso de producción de estos. Toda la actividad de la compañía está enfocada hacia la mejora continua.

Gestión Ambiental

Existe una gran concienciación sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y frenar el cambio climático, de ahí que las normas ISO de Gestión Ambiental hayan tenido un gran auge en los últimos años. El certificado ISO 14001 es el más conocido de todos. Demuestra el compromiso de una empresa con el entorno natural, minimizando el impacto que su actividad productiva tiene en él.

Gestión de Riesgos y Seguridad

Y, por último, los certificados ISO de Gestión de Riesgos y Seguridad, cuyo objetivo es el de crear entornos de trabajo seguros, en los que los empleados puedan desarrollar su actividad de forma satisfactoria. El certificado ISO 45001 es uno de los más demandados por las empresas actuales ya que con él se comprometen a cumplir con todos los requisitos legales en materia de seguridad. Garantiza el cumplimiento de los estándares del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, de manera que las compañías acreditan que la salud y la seguridad de sus trabajadores está controlada.