Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Beneficios de un Sistema de gestión medioambiental para tu empresa



Actualmente, particulares y empresas muestran una gran preocupación por el cuidado del medio ambiente. En el ámbito corporativo, cada vez son más las compañías interesadas en implementar un Sistema de Gestión Ambiental basado en la norma ISO 14001. Gracias a esta norma, las empresas aumentan de forma notable su eficacia en términos de medio ambiente. Además, disminuyen los costes operativos durante el tratamiento, al tiempo que reducen el uso de energía y materias primas.

La norma ISO 14001 pertenece la familia de normas ISO 14000. Todas ellas han sido creadas por la Organización Internacional de Normalización (ISO).  La ISO se define como un organismo privado no gubernamental que diseña y crea normas de carácter voluntario para el sector privado.

¿Cuáles son las ventajas del Sistema de gestión medioambiental para tu empresa?

Uno de los principales beneficios que aporta esta norma es que facilita en gran medida el cumplimiento por parte de las empresas de la legislación vigente, así como de la política ambiental. Además, la implementación del Sistema de gestión medioambiental permite detectar cualquier tipo de amenaza en el corto y largo plazo.

 

Beneficios de un Sistema de gestión medioambiental para tu empresa.jpg

 

A todo ello hay que sumar que resulta de gran ayuda para que la empresa disminuya sus niveles de contaminación, lo cual es muy importante en términos de compromiso medioambiental e imagen. De este modo, aumenta la confianza de todas las partes interesadas: socios, inversores y clientes.

Legislación

Una de las principales ventajas de la implementación del Sistema de gestión medioambiental en el ámbito corporativo tiene que ver con la legislación vigente. A día de hoy, existen numerosas normas que rigen las emisiones de CO2 que emiten las empresas, entre otros muchos aspectos.

Este Sistema disminuye en gran medida el riesgo de incumplimiento de la legislación vigente, minimizando con ello los riesgos de demanda por responsabilidad civil. Al mismo tiempo aumenta la confianza de agentes externos, mejorando con ello la relación que la compañía mantiene con ellos.

Marketing

Este Sistema también aporta grandes beneficios en el área de Marketing. Los clientes potenciales de cualquier empresa tienen cada vez mayor concienciación con el medio ambiente y la importancia de su cuidado. Es por ello por lo que cada vez son más exigentes con las compañías en las que confían. La certificación ISO14001 aumenta la confianza de los clientes potenciales, lo que resulta muy importante durante el proceso de decisión de compra.

Producción

Si hay un área que realmente se ve beneficiada por la implantación de un Sistema de gestión medioambiental es la de producción. La certificación mejora y aumenta los procesos de producción. La compañía tiene un mayor control sobre las materias primas y su uso en el proceso productivo, al tiempo que disminuye el consumo de agua. Además, aprovecha los residuos y controla la eficacia de todas las fases.

Gestión

Es fundamental que las compañías actuales integren la gestión integral dentro de la gestión global de la propia organización. Todos los empleados deben estar involucrados en la implantación del Sistema de gestión medioambiental. Además, se pueden integrar otros Sistemas de gestión, como el Sistema de gestión de Calidad o el Sistema de gestión de la Seguridad de la Información, entre otros.

La gestión medioambiental se puede definir como un abanico de acciones enfocadas a obtener la máxima racionalidad en todos los procesos productivos, en lo relativo a la conservación, mejora y protección del medio ambiente.

En definitiva, la norma ISO-14001 involucra a toda la estructura organizativa de la empresa, facilitando en gran medida la planificación de las actividades y generando responsabilidades para los distintos procesos. Además, es fundamental la creación de diferentes procedimientos para el desarrollo, implementación y posterior revisión de la política ambiental.