Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Así es la normativa PSD2 que está revolucionando la forma de comprar online


16/09/2019

El 14 de septiembre empezó a ser plenamente exigible la PSD2 (Payment Services Directive 2) o Directive (EU) 2015/2366 que es la Directiva Europea, cuyo objetivo es mejorar la seguridad de los pagos y reducir el fraude. La PSD2 ha cambido la regulación de pagos digitales y para el ciudadano cambiará la forma de acceder a la banca online.

Esta una regulación europea para los servicios de los pagos digitales facilita el sistema de comercio online en toda Europa. Esta directiva sustituye a la directiva de pagos del 2007. El objetivo final, de ambas, es poner en marcha un mercado único de pagos en la Unión Europea.

 

Así es la normativa PSD2 que está revolucionando la forma de comprar online.jpg

 

En España el Real Decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera que traspone la directiva regula los servicios de pagos online, seguridad y transparencia de los servicios y la responsabilidad de las entidades financieras y bancos.

¿Cómo afecta a los ciudadanos?

Cada entidad financiera o banco puede cumplir los requisitos de la norma con un sistema u otro, por ello la forma de acceder que tiene un ciudadano a sus cuentas, dependerá de su proveedor. Es más, puede que en tu entidad financiera no haya cambiado nada, puesto que en 2018 ya entró de forma operativa la directiva, el 14 de septiembre era la fecha límite de aplicación, aunque en España el Banco de España ha dado un periodo transitorio de aplicación a la Banca.

Para realizar un pago por internet, el proceso se simplifica. Antes había que introducir el número de nuestra tarjeta y otros datos como nombre y apellidos, la fecha de caducidad o el CVV (los tres dígitos de la parte de atrás). Con la PSD2 el usuario necesita introducir al menos dos de estos tres métodos: el móvil o DNI, no tiene que ser el número, puede ser un SMS que nos llegue o algún dato de nuestro DNI; una contraseña o PIN y un dato biométrico, como la huella dactilar. El sistema se resume en identificarnos y con nuestro móvil aceptar el pago. Ya podemos empezar a olvidarnos de las tarjetas de coordenadas, esas tarjetas de plástico con una serie de números que se requerían en algunas operaciones online, que empezarán a desaparecer.

Para acceder a nuestras cuentas hasta la fecha bastaba con un usuario y una contraseña, o, en algunos casos, la huella dactilar u otro dato biométrico. Ahora, para acceder a una cuenta online, el usuario necesita disponer de un smartphone, al que le llegará un SMS o en algunos casos, tener instalada la app de tu banco. Es decir, se trata de la autentificación reforzada, el método de doble identificación combina la contraseña, es decir, algo que sólo conoce el usuario o en algunos casos un dato biométrico que es algo que solo puede tener él, como su huella dactilar, con el código enviado a su smartphone. Estos datos no serán necesarios todas las veces que un usuario entre a su cuenta online, los bancos pueden dar una tregua de hasta noventa días a sus clientes.

Moratoria de aplicación en España

Este sábado solo comenzó a aplicarse parte de la normativa, dado la complejidad de su funcionamiento, el Banco de España ha decidido conceder una moratoria en su uso para compras online. Aun no se ha comunicado el tiempo exacto de este periodo transitorio, pero se prevé que durará entre catorce y dieciocho meses.

Aumenta la protección frente al fraude

El objetivo es proteger a los ciudadanos frente al fraude. Hasta la fecha el usuario era responsable de pagos no autorizados de hasta ciento cincuenta euros, pero con la PSD2 se ha implementado una nueva protección de hasta cincuenta euros. A partir de esa cantidad será el proveedor el que se hará cargo del importe defraudado. Esta normativa comunitaria mejorara la seguridad, la transparencia y la innovación en el comercio electrónico y la banca online.