Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

5 elementos clave para obtener el sello Q de calidad Turística



La marca Q de Calidad Turística es el certificado que aporta diferenciación, prestigio, calidad, fiabilidad, promoción y rigurosidad a tu empresa dedicada al sector turístico español.

 

 

Qué es Q de Calidad Turística

El sello Q Calidad Turística es un certificado que aporta varios beneficios tanto para los clientes como para los empresarios. Su objetivo principal es asegurar la calidad en los servicios y productos. Además, se encarga de proponer una apertura hacia las sugerencias, quejas y reclamaciones, aportar confianza en cuanto a la profesionalidad del personal y garantizar que las necesidades y expectativas de los clientes serán satisfechas.

El organismo privado e independiente que otorga esta certificación es el Instituto para la Calidad Turística Española. Además, se encarga de administrarla y chequear su correcto uso y aplicación. Actualmente son 23 los subsectores que pueden aplicar para la marca Q de calidad turística. Entre ellos, destacan los hoteles y apartamentos turísticos, alojamientos rurales, formación de guías turísticos, agencias de viajes, espacios naturales protegidos, oficinas de información turística, campings, ciudades vacacionales, tiempos compartidos, platas y estaciones de esquí y montañas, entre otros.

Entre las ventajas de Q Calidad Turística además están la mejora de la gestión empresarial, del producto y la competitividad, garantiza las mejoras continuas de los servicios y en la formación de los empleados y, por último: es un instrumento de promoción para la empresa, mejorando su conocimiento tanto dentro del sector como para potenciales clientes.

 

Requisitos de la marca Q de Calidad Turística

Si quieres obtener la certificación Q de Calidad Turística debes cumplir con ciertos requerimientos y aplicar para la misma. Estos son los 5 elementos claves que te van a permitir obtener la Q de Calidad Turística.

•      Adhesión al sistema: En primer lugar, para solicitar la adhesión al certificado Q de Calidad Turística tu empresa debe estar inscrita en el Registro Nacional de Turismo. A partir de aquí deberás seguir un proceso de implementación en función de tu empresa, cada subsector debe seguir procesos diferentes. Si no sabes cuál es el proceso que debes seguir, no te preocupes puesto que contarás con asistencia técnica especializada por parte del Instituto para la Calidad Turística Española.

•      Autoevaluación: Este proceso consta del nivel de recepción de la norma por parte del establecimiento y la posterior realización de un cuestionario de autoevaluación. Este proceso es muy importante dado que permite conocer el estado de tu empresa frente a los requisitos de la norma.

•      Diagnóstico: La certificadora realizará un proceso de evaluación y diagnóstico llamado preauditoría con el fin de asegurar que todos los requisitos se cumplan. En caso de ser necesario, se informará de los cambios que se deben realizar dentro de tu organización. Algunos pueden referirse a recursos edilicios y otros a la formación de los empleados, atención al cliente, limpieza y los productos y servicios brindados.

•      Formación: Todos los empleados y participantes de la empresa deberán llevar a cabo un proceso de formación de la norma, así como de los cambios en el sistema de trabajo y expectativas a alcanzar durante este proceso. No te desalientes si debes hacer algunos cambios, es la idea de la marca Q: que todas las empresas que la obtienen alcancen los niveles de calidad esperados por sus clientes, lo que va a permitir la posibilidad de brindar productos y servicios más competitivos.

•      Planes de mejora: Una vez hechos los ajustes correspondientes y con la auditoría definitiva aprobada por el Comité de Certificación, se le dará a tu empresa el sello Q de Calidad Turística. Para eso, es necesario que la compañía tenga bien definidos los planes de mejora. Estos planes no sólo deberán ser cumplidos para obtener la certificación, sino que deben establecerse como planes a largo plazo, los cuales permitan el crecimiento de tu organización. De esta forma, se brindará una mayor satisfacción a tus clientes. El proceso de crecimiento debe ser constante por lo que las auditorías de seguimientos y renovación también son parte de este trabajo.

Cada año, la certificadora realizará auditorías de seguimiento en las fechas acordadas con la empresa u organización. En ellas, se verificará el cumplimiento de los requerimientos de la marca Q: en caso de no cumplirlos se suspende la aplicación del certificado. Sin embargo, también pueden realizarse auditorías sorpresas con el fin de que todas las empresas cumplan con los requisitos de forma rutinaria. Cada tres años, además, deberás renovar la aplicación del certificado mediante una auditoría de renovación.

Si quieres garantizar a tus clientes que cumples con todas sus necesidades y expectativas y aumentar tu nivel competitivo, lo único que tienes que hacer es solicitar el sello Q de Calidad Turística.