¿Cómo certificarte en normas ISO?



Las normas ISO son certificaciones que acreditan que una organización cumple una serie de requisitos establecidos por la ISO (International Organization for Standardization).

Para certificarse en normas ISO, hay que ponerse en contacto con una empresa certificadora. Una de las etapas más importantes del proceso de certificación es la auditoría interna. Se analizan en profundidad todos los procesos que componen la actividad de la empresa para detectar sus fortalezas y debilidades, aportando así un valor añadido que va más allá de la propia implementación de la norma.

Es fundamental que la empresa en conjunto, tanto la dirección como los trabajadores, se impliquen en el proceso y cumplan con los requisitos propuestos. Además, la dirección debe realizar las posteriores auditorías.

ISO 9001

La norma ISO 9001 es el certificado más reconocido a nivel internacional para la implementación de un Sistema de Gestión de Calidad. Se basa en tres principios: mejora continua, satisfacción del cliente y participación de todos los empleados.

La implementación de la norma ISO 9001 se traduce en una mejora en la imagen y credibilidad de la empresa. Además, aumenta la satisfacción del cliente , clave para mantener su lealtad y fidelidad. Otro de los beneficios fundamentales es la mejora de la integración de los procesos gracias a la transformación de debilidades en fortalezas, lo que conlleva un aumento de la eficiencia y una disminución del margen de error.

A esto hay que sumar la mejora en el proceso de toma de decisiones en base a evidencias. El foco se orienta hacia la aplicación de recursos y la reducción de costes. El monitoreo de los procesos es esencial para comprobar si las medidas están surtiendo efecto.

Y, por último, cabe señalar que crea una cultura de mejora continua, uno de los principios de la norma ISO 9001. Reduce costes, promueve la eficiencia e incentiva la participación de los empleados.

ISO 45001

La norma ISO 45001 de Seguridad y Salud en el Trabajo es un certificado de carácter internacional cuyo objetivo es reducir los riesgos en el puesto de trabajo y mejorar el desempeño de los empleados. Tiene un enfoque preventivo, de manera que con su implementación las compañías buscan detectar cualquier peligro en el puesto de trabajo y aplicar las medidas de prevención y mejora que sean necesarias.

En lo que respecta a las ventajas del certificado ISO 45001, una de las más relevantes es que permite una mejora en la imagen de marca ya que la organización demuestra su compromiso con el bienestar de sus trabajadores.

Además, se reducen los accidentes laborales gracias a su enfoque preventivo. El modelo de prevención PHVA identifica todos los peligros del lugar de trabajo, lo que ayuda a minimizar, e incluso eliminar, aquellos que supongan algún riesgo para los empleados.

ISO 14001

La certificación ISO 14001 se refiere al Sistema de Gestión Medioambiental. Permite identificar y gestionar cualquier tipo de riesgo medioambiental que se derive de la actividad de la empresa. Favorece el uso eficiente de los residuos y recursos, de forma que reduce los costes operativos.

En segundo lugar, este certificado facilita la gestión en el cumplimiento de la legislación vigente, implementando procesos de mejora continua para el cuidado y mantenimiento del medio ambiente. A todo ello hay que sumar que favorece en gran medida la integración con otras normativas de sistemas de gestión en las organizaciones.

La certificación mejora la imagen que los clientes como los consumidores tienen de la compañía, lo que influye positivamente en su confianza. Esta normativa favorece la gestión de los procesos y garantiza el cumplimiento de la legislación vigente, lo que reduce el riesgo de sanciones y litigios.