Cómo certificarse en tratamiento de datos



Actualmente, la información es poder, y esto es algo que tanto usuarios como empresas saben muy bien. En el ámbito corporativo, resulta de especial importancia certificarse en tratamiento de datos, implementando la norma ISO 27001. Se trata de un sistema de gestión de seguridad de la información, que aporta un protocolo de buenas prácticas para la adecuada creación, gestión y tratamiento de la información. Es por lo tanto una norma cuyo principal objetivo es garantizar la adecuada selección de controles de seguridad en lo relativo a los datos y la información que manejan las empresas.

 

Como certificarse en tratamiento de datos.jpg

 

La importancia de implementar mejoras en la seguridad de los datos

Hoy en día la información se ha convertido en muchos casos en el activo más valioso del que disponen las compañías, con independencia de su tamaño y sector de actividad. Estamos atravesando un momento clave en el campo de la tecnología. Tanto usuarios como empresas tenemos un acceso cada vez más rápido y sencillo a cualquier tipo de información.

Por ello es tan importante que las compañías hagan un esfuerzo por aplicar medidas de mejora continua en el tratamiento de los datos, reduciendo así el riesgo de sufrir pérdidas, filtraciones o fraudes. De todo esto depende en gran medida el éxito de una compañía en su sector de actividad.

Los beneficios de la norma ISO 27001 para empresas y usuarios

En plena era digital, los usuarios comparten mucha información con las empresas. El ejemplo más sencillo es una tienda online, en la que, a la hora de realizar cualquier compra, deben aportar datos personales sensibles: dirección postal, número de tarjeta de crédito… Estos usuarios necesitan estar plenamente seguros de que el correcto tratamiento de los datos es la principal prioridad de la tienda online. Gracias a la normativa ISO 27001 esta puede acreditarlo.

Además, durante el proceso de implantación de la norma, la empresa responsable de otorgar la acreditación realiza un análisis detallado de la compañía cliente. De este modo, puede conocer cuáles son sus puntos débiles y aplicar las medidas de mejora que considere necesarias para subsanarlos.

Otra de las grandes ventajas de esta norma es que, una vez implantada, la empresa acreditadora realiza una supervisión y una evaluación periódica para comprobar el rendimiento de las mejoras aplicadas.

Por supuesto, con un correcto tratamiento de los datos se reduce de manera notable el riesgo de litigios y sanciones tanto por parte de los clientes, como por otros agentes, como proveedores. A todo ello hay que sumar que el riesgo de pérdida, corrupción o robo de la información se reduce de manera notable gracias a la certificación en tratamiento de datos.

Conociendo las ventajas y teniendo en cuenta toda la información que se comparte a diario, implementar la norma ISO 27001 es 100% recomendable para empresas de todos los tamaños y sectores de actividad: desde grandes multinacionales hasta pequeños negocios. Además, es una norma bien conocida por el público en general, así que la imagen de la compañía en cuestión mejora de forma notable.

Gracias a la ISO 27001 la empresa puede garantizar la absoluta confidencialidad de los datos. Los clientes tienen la plena seguridad de que sus datos e información están guardados y registrados bajo la confidencialidad más estricta. También son conscientes de la integridad de la información ya que la compañía se garantiza a que los datos no sufran ningún tipo de cambio o manipulación por parte de terceros.

Ahora es el momento de certificarse en tratamiento de datos, y apostar por una adecuada gestión en el tratamiento y almacenamiento de la información de los clientes.