ESCRÍBENOS

934 54 90 92 Balmes, 57 08007 Barcelona info@anexia.es

​​Compliance penal, destaca entre todos los buffets

La UNE 19601 nació con motivo de las reformas del Código Penal de 2010 y 2015. En la primera, se introdujo en el campo del derecho la responsabilidad penal por parte de las personas jurídicas. Y, en la segunda, se estableció la obligatoriedad de que las personas, tanto físicas como jurídicas, implementaran medidas para prevenir delitos y así evitar la responsabilidad penal. A raíz de ambas reformas, organizaciones de todos los sectores de actividad y tamaños mostraron un mayor interés por el cumplimiento de la normativa vigente, sobre todo en lo referente al derecho penal.

UNE 19601

La UNE 19601 se define como un estándar que sienta las bases para la implantación y posterior mantenimiento de un sistema de gestión de compliance penal en las empresas. El objetivo es prevenir los delitos que pudieran producirse y, de esta manera, reducir al mínimo el riesgo penal. La norma se estructura en un total de diez apartados, los cuales desarrollan una serie de requisitos para los modelos de gestión y prevención de delitos según lo indicado en el Código Penal. También incorpora buenas prácticas en materia de compliance que son aceptadas a nivel global.

Son muchos los requisitos que impone la UNE 19601 a las compañías, siendo los más importantes los siguientes. En primer lugar, deben poner en marcha los sistemas que consideren oportunos según su actividad para identificar, analizar y controlar los riesgos penales. Para ello, es necesario que dispongan de los recursos financieros suficientes para alcanzar los objetivos de la norma.

En segundo lugar, las organizaciones deben comprometerse al uso de los procedimientos que establezca la UNE 19601 para la puesta en conocimiento de cualquier tipo de conducta que pudiera implicar un delito. Y en tercer y último lugar, las compañías tienen que crear una cultura corporativa en la que se integren el Sistema de Gestión de Compliance y la política.

Del mismo modo que otras normativas, la UNE 19601 es certificable por una organización independiente. Cabe señalar que la implantación de esta norma no conlleva necesariamente la atenuación o la exoneración de la responsabilidad penal de la persona jurídica. Ahora bien, sí resulta de gran utilidad para garantizar que esta actuó de una manera adecuada antes de que tuviera lugar la comisión de un delito, y que hizo uso de las mejores prácticas en base a los requisitos de la norma.

Requisitos

La UNE 19601 establece un conjunto de requisitos de un Sistema de Gestión de Compliance Penal para ir más allá del simple cumplimiento de la normativa vigente. El objetivo es ayudar a las organizaciones a prevenir la comisión de delitos y, con ello, minimizar el riesgo penal.

Los requisitos son muy exigentes, al igual que ocurre con el resto de los Sistemas de Gestión. La alta dirección debe establecer responsabilidad y adquirir el compromiso de crear una cultura corporativa, además de formar y sensibilizar a los empleados. Además, debe establecer controles específicos y generales, así como incluir cláusulas contractuales de comunicación en caso de irregularidades e incumplimientos.

En la actualidad, las autoridades judiciales consideran la certificación como una prueba relevante en caso de que sea necesario. Y es que, el objetivo de implantar la norma UNE 19601 es prevenir los delitos y reducir el riesgo penal. Tiene el peso suficiente para que pueda ser valorada en sede judicial y, además, genera una gran confianza en las empresas y en las personas.

Resulta de gran ayuda para acreditar la debida diligencia ante terceros, y aporta una gran seguridad en la reducción de riesgos penales y en la prevención de delitos.

Contacta con nosotros

Completa el formulario y te responderemos a la mayor brevedad

Artículos relacionados